lunes. 03.10.2022
metro

S i yo os entiendo. Para los que nunca habéis tenido claro lo que son 20 centímetros, os va a resultar ahora difícil saber cuanto es metro y medio.

Pues iros haciendo a la idea. Es la nueva medida universal. Yo jamás lo pensé, pero claro, si me cuentan esto hace tres meses se me hubiera abierto la boca, no sé, ¿metro y medio? Es como eso de que los cincuenta son los nuevos 40 y todas esas cosas que se inventan. Pues ahora, los 20 son el nuevo metro y medio.

Ya ves, una cosa tan mierda nos ha colocado a metro y medio de la vida que llevábamos. Y ya están augurando que nada volverá a ser como antes. Que todo va a tener que ser un poco más grande que 20 centímetros, ya veis. Lo siento. Dicen que enorme. La crisis que se avecina después de esta crisis. Qué ganas de fastidiarnos la vida, de verdad. Como la lluvia esta que anuncian que viene a jodernos el fin de semana. No, si al final nos vamos a tener que quedar en casa.

Dicen que vamos a tener que aprender muchas matemáticas. Pues yo propongo que vuelva Leonardo y su hombre de Vitruvio tenga esa proporción, a ver qué tal. (Ay, perdón, Leonardo Da Vinci, que le he tratado con tanta familiaridad que asusta. Como Covid). Y que la medida universal pase del metro al metro y medio. Que el número áureo se incorpore a este nuevo tamaño que rige ahora nuestro universo. Que pí deje de ser 3.14.16. Y ya que estamos, que hasta el palmo deje de ser lo que es.

Vamos a pasar a medir las cosas por otro rasero.

Metro y medio mide el salto que pegas para tirarte a la piscina. Lo que te saca de ventaja tu hijo cuando echa a correr. El saludo con un amigo. El choque de dos manos. El beso al aire. El vuelo de una mariposa. La distancia que te separa de las personas a las que amas. La solidaridad de este tiempo que nos obliga a vivir lo querido en la distancia.

Metro y medio. Solo. Y, sin embargo, tanto. El que me separa de mi hermana si me la encuentro en la farmacia. El que nos pide la cajera del súper. El que respeta quien se para en mitad de la calle para saber qué rumbo vas a tomar. El que tanto te molesta. Metro y medio que podría salvarnos la vida.

Es lo que os pedimos, metro y medio de distancia, metro y medio de respeto. Ah, eso, y que os quedéis en vuestra casa. No os olvidéis que estamos en una guerra. Y las matemáticas cuentan. Hasta mañana. Cuidaos mucho.

Los nuevos 20
Comentarios