lunes 26.08.2019
eloy bailez | el páramo

Las mancomunidades piden una solución para atajar la indefensión de los pueblos

Las mancomunidades piden una solución para atajar la indefensión de los pueblos

Las mancomunidades leonesas afrontan los peligros de los incendios en condiciones precarias. Así lo afirman más de una veintena de presidentes de estas entidades consultadas ayer por este periódico que consideran, en general, que la creación de los parques comarcales es una necesidad urgente en la provincia. Los que tienen el servicio de extinción de incendios, que no son todos, aseguran que les supone un coste que ronda los 4.000 euros al mes de media.

Desde la mancomunidad de la Montaña de Alto Esla-Cea, su presidente, Nicanor Sen, asegura que la Junta «no nos dota de partidas presupuestarias ni subvenciones» y si los ayuntamientos no pueden hacer frente al servicio «aún menos lo pueden hacer las mancomunidades». Lo que es evidente es que quien se tiene que hacer cargo de este servicio son las administraciones supramunicipales como la Junta de Castilla y León y la Diputación de León». De la misma opinión es el presidente de Montaña de Riaño, Antonio Mendoza, recuerda que el tema de incendios es una competencia de la Diputación y Junta «que son los que tienen fondos para asumir ese gasto». «Nosotros tenemos nuestra competencia que es la recogida de basura y si lo que se desea es que asumamos la competencia de incendios que nos doten de fondos económicos», reclama Mendoza quien señala que no se puede pedir a los ayuntamientos o mancomunidades más esfuerzo «cuando somos los que menos fondos económicos tenemos».

Para José Celestino Pérez, presidente de la Mancomunidad de Sena de Luna-San Emiliano, «es necesario montar un servicio entre la Diputación y los ayuntamientos». Su mancomunidad se quedó sin servicio hace cinco años, cuando el único camión que tenían quedó inoperativo. «Sólo lo tuvimos disponible un año, pero evitó que se quemara una casa», añade.

Reivindicativa se muestra la presidenta de la mancomunidad de la Montaña Occidental, Carmen Mallo. Tienen servicio de extinción de incendios pero se considera que los ayuntamientos se encuentran un una situación de «indefensión absoluta». El viernes se quemó una casa y una cuadra en un Barrio de la Puente, propiedad de un joven del pueblo. «Se ha quedado sin nada», afirma Mallo, que recuerda que «hemos abierto una cuenta bancaria para ayudarle».

El presidente de la Mancomunidad de la Montaña Central, Juan Manuel Fernández Sahelices, afirma que no tiene servicio de extinción de incendios autónomos, aunque sí dispone de dos camiones autobombas. «No tenemos ni podemos crear un parque propio debido al mantenimiento y cuantía del servicio, al no ser que estuviera subvencionado por la Junta y la Diputación». Esta mancomunidad realiza «numerosos refuerzos y servicios de apoyo en incendios del monte y otros incendios en inmuebles dentro del ámbito rural».

El alcalde de Valdelugueros y presidente de la Mancomunidad del Curueño, Emilio Orejas, aseguró ayer que todas las Mancomunidades deberían de tener un cuerpo de efectivos de bomberos muy necesario, sobre todo para los pueblos pequeños, como es el caso de la Mancomunidad del Curueño. «Debería de existir un acuerdo de las dos administraciones tanto la Junta como la Diputación, que marquen las competencias en las zonas rurales». Orejas recuerda que los pueblos alejados de la capital «corren mucho riesgo».

Desde la Mancomunidad de La Maragatería que preside Azucena del Cabo destacan que la carencia del servicio es «manifiesta» pues a pesar de contar con un camión «nuestra capacidad es mínima y cuando llegan los bomberos suele ser tarde».

Daniel Alonso, presidente de La Vega del Tuerto, señala que no disponen de ningún medio para extinguir incendios y denuncia que cuando precisan un servicio «tenemos que acudir a Astorga o a León».

Desde La Cabrera Baja, Tomás Blanco subraya que tienen dos camiones, en Encinedo y Truchas, pero reclama una solución «a nivel provincial». «Es necesario fomentar también los servicios para los pueblos pequeños».

La Mancomunidad de Sahagún no tiene ningún servicio de extinción de incendios porque «económicamente es inviable», asegura su presidente, Víctor Fidel Rueda, que considera «muy necesario» un parque comarcal.

Las mancomunidades piden una solución para atajar la indefensión de los pueblos
Comentarios