jueves 22/10/20
OPERACIÓN PÚNICA

Marcos Martínez Barazón: "Me quitan de en medio por ser rival político para algunos"

«No hay ninguna sociedad a mi nombre y jamás he prometido nada a nadie», declara Barazón ante el juez
Marcos Martínez Barazón fue detenido el lunes en su despacho de la Diputación y el jueves por la tarde entró en Soto del Real

El presidente de la Diputación Provincial de León, Marcos Martínez Barazón, considera que puede haber sido víctima de una treta política intencionada porque sostiene que es inocente de los cargos que se le imputan y entiende que ha habido presiones externas: «Me han querido quitar de en medio porque soy un adversario político para algunos». El testimonio, adelantado hoy en exclusiva por este periódico, recoge con la mayor literalidad posible las palabras del aún presidente de la institución provincial.

De sus manifestaciones ante el magistrado juez del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional se desprende que se considera inocente: «No hay ninguna sociedad a mi nombre ni tengo ningún tipo de participación. No han podido encontrarme nada porque soy del todo inocente».

Barazón permanece en el Centro Penitenciario de Soto del Real desde la tarde del pasado jueves, acusado de los delitos de negociación prohibida a funcionarios, prevaricación, revelación de secretos, tráfico de influencias, cohecho y fraude. Fue detenido por estas imputaciones el pasado lunes en su despacho de la Diputación Provincial, acusado por el juez Velasco de poner en marcha «varios procedimientos de contratación vinculados a la estación de esquí de San Isidro en los que unicamente resultarían invitadas empresas vinculadas a Alejandro de Pedro Llorca, a cambio de que este hiciera uso de su red de influencias entre altos cargos del Partido Popular para continuar como presidente de la Diputación Provincial de León. Además tendría participación en algunas empresas que resultarían adjudicatarias de los concursos» incurriendo presuntamente en la relación de delitos que se le atribuyen.

«Todas las actuaciones que se han llevado a cabo con la estación de esquí de San Isidro han sido por el bien de la instalación y por interés público. Nunca ha habido voluntad de hacer ningún negocio privado», explicó el presidente al magistrado durante los casi sesenta minutos que duró su interrogatorio en la Audiencia Nacional.

«No tengo ninguna participación en ninguna sociedad y por supuesto, no hay ninguna empresa privada que esté a nombre mío ni en la que yo tenga ningún interés. Todo se hace por el sistema de concursos perfectamente legales y posteriormente pasa por el informe del interventor». Responde este apartado del interrogatorio a la posibilidad, según el magistrado, de que alguna de las empresas que resultaban adjudicatarias de los concursos pudieran tener relación con Barazón o participación indirecta suya.

«Este es un asunto político. Han querido quitarme de en medio por cuestiones de política porque yo no he hecho nada para estar haciendo frente a esta situación», explicó. Fue preguntado en el transcurso del interrogatorio por la posibilidad de que hubiera alguna vinculación entre el presidente del gobierno provincial leonés y los dos principales imputados de la trama, el antiguo vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados y el empresario José Antonio Marjaliza, considerado un conseguidor de contratos para las empresas del primero: «Nunca he tenido ninguna relación con ninguno de los dos, no tengo nada que ver con ellos».

Barazón solamente reconoce un contacto este verano: «Fue con José Antonio Alonso Cuenca, el alcalde de Cartagena, y no tenía nada que ver con todo esto. Hablamos de otras cosas y desde luego, nunca de asuntos de este tipo». Barazón está convencido de que en las grabaciones no puede haber ninguna frase que le implique directamente «porque yo nunca he prometido a nadie que le fuera a adjudicar nada de forma ilegal. Si hay terceros que han hablado supuestamente en mi nombre, será responsabilidad de ellos, pero yo nunca he prometido a nadie nada. No puedo controlar que alguien mienta cuando diga que habla en mi nombre. Desde luego, no he autorizado a nadie a hablar por mí».

Respecto a la posibilidad de que utilizara redes de Internet para promocionarse, también lo negó: «Solamente tenemos contratos de publicidad de este tipo con los medios de comunicación y es para la difusión publicitaria de los actos de la Diputación. No hay ningún otro vínculo con ninguna otra empresa de Internet ni nada parecido».

El presidente insistió varias veces en la imposibilidad de que existan grabaciones comprometedoras para su persona: «Con mi voz y de mis palabras no se puede desprender ninguna ilegalidad. Si hay algún indicio de que quería aprobar los presupuestos de la Diputación cuanto antes es porque vienen las elecciones el año que viene y quería dejarlo todo listo para que no hubiera ningún problema a la hora de disolverla».

Marcos Martínez Barazón: "Me quitan de en medio por ser rival político para algunos"
Comentarios