martes 07.04.2020

«Me han dado una oportunidad excepcional»

«Me han dado una oportunidad excepcional»

Patricia Rodríguez entró como administrativa en Avata hace cuatro años y ahora es la directora general. Su meteórica promoción profesional no ha surgido de la nada. Tiene dos carreras —Empresariales y Ciencias Actuariales y Finacieras—, mucho tesón y afán de superación. Perdió la movilidad del brazo izquierdo en un accidente de tráfico. «Me han dado una oportunidad excepcional después de malas experiencias en la empresa ordinaria», subraya. Muchas de las personas que trabajan en Ávata son víctimas de accidentes de tráfico, como ella. Antes del accidente trabajó en una notaría, pero al salir del hospital y pasar el tribunal médico empezó a ver la realidad de la discapacidad. Las entrevistas de trabajo se convirtieron en un suplicio: «Alguien me llegó a decir que cómo iba a escribir con una mano mientras ella escribía con sus índices», recuerda. Valora mucho el trabajo en equipo. «Tengo una persona a mi cargo en el departamento de contabilidad y no me llegan todos los problemas porque resuelve», explica. Le impresionó el caso de un compañero con una pequeña pensión por su discapacidad y desconocía que podía trabajar para un sueldo digno: «Tuvo falta de información».

«Me han dado una oportunidad excepcional»