miércoles 01.04.2020
Respuesta a la denuncia del Colegio de Médicos

"Si alguien está preocupado por la seguridad de los sanitarios es este gobierno"

La consejera de Sanidad señala que no es el momento de exigir medidas cautelarísimas y que esta semana llegará material suficiente
La consejera de Sanidad, Verónica Casado. DL
La consejera de Sanidad, Verónica Casado. DL

"Les aseguro que si alguien está preocupada por la seguridad de los profesionales sanitarios de la Comunidad es esta consejera, esta Consejería y el Gobierno de Castilla y León". La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha respondido a la demanda del Colegio de Médicos de León que no es el momento de solicitar las medidas que reclaman, porque el problema de abastecimiento de sistemas de seguridad se da a nivel mundial; y sí de trabajar en conjunto por la seguridad de los enfermos y los profesionales. 

"Podría parecer que esta seguridad no es la prioridad fundamental para nosotros, pero no es así. Nuestra prioridad es la salud de la población de Castilla y León y la seguridad de nuestros profesionales, y garantizo que eso es así desde el minuto uno". Casado ha recordado que  hay un problema de stock a nivel mundial. "Hemos tenido una rotura de stock y estamos trabajando día y noche para conseguirlo desde hace mucho tiempo, y no porque se nos solicite por medidas cautelarísimas". 

La consejera ha señalado que "no es el momento de hacer estos movimientos, sino de preguntarnos todos qué podemos hacer y cómo podemos ayudar a solucionar los problemas". Esta actuación no va a ayudar en nada, ha señalado, para añadir que la Junta espera que esta semana llegue material, que se repartirá inmediatamente. "No hay una sola persona de este Gobierno que no esté dedicando todos los esfuerzos a conseguir que nuestros profesionales estén seguros y nuestros pacientes lo mejor tratados posible". 

La falta de material de protección ha llevado al Colegio Oficial de Médicos de León a presentar ante el Juzgado de lo Social de León una demanda contra la Consejería de Sanidad, como máxima responsable de la gestión del sistema sanitario en la provincia. En ella exigen medidas cautelarísimas y urgentes para garantizar la seguridad y salud en el trabajo de todos los profesionales sanitarios, tal y como recoge la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y la Constitución Española.

Reclaman el suministro de batas impermeables, mascarillas FFP2 y FFP3, kits PCR de diagnóstico y sus consumibles, test rápidos, gafas, pantallas de protección, hisopos y contenedores grandes de residuos en los centros hospitalarios, de Atención Primaria, en los servicios de Emergencias, los edificios con pacientes institucionalizados y asistenciales de la provincia, ya sean públicos o privados «en cantidad suficiente y de forma continuada».

La demanda de ocho páginas da 24 horas a la Administración autonómica para que provea con carácter urgente e inmediato de todos los recursos solicitados.

«Es un desastre, ésto se sabía y había que haberlo organizado pronto y de otro modo. No se están garantizando las medidas de seguridad y salud a los profesionales y pedimos que se haga en 24 horas. Junto con la Consejería de Sanidad también demandamos a la Gerencia Regional de Salud, la de Área, Atención Especializada y Atención Primaria de León y la de Asistencia Sanitaria del Bierzo», señala el presidente de la entidad colegial, José Luis Díaz Villarig.

León sigue la estela iniciada por el Colegio de Médicos de Madrid de acudir a los tribunales ante la situación de desabastecimiento y propone que la demanda «se presente en todas las provincias», al estarse vulnerando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y del propio ministerio.

"Es un desastre, no se están garantizando las medidas de seguridad y salud a los profesionales y pedimos que se provean en 24 horas»- JOSÉ LUIS DÍAZ VILLARIG, presidente del Colegio Oficial de Médicos de León y del CESM

Lo cierto es que tras casi dos semanas de confinamiento y con las existencias de las mascarillas que realmente protegen contra el virus (las FFP2) en mínimos, el Hospital de León logró el pasado miércoles por la noche un balón de oxígeno temporal al recibir 16.000 de la Junta, procedentes del primer vuelo de China que aterrizó el martes en Zaragoza. Los protectores comenzaron a repartirse ayer entre los profesionales que atienden la primera línea contra el coronavirus en Urgencias, UCIs, quirófanos y plantas.

Consumo constante

La cifra parece elevada, pero no lo es. El material se agotaría en diez días si el número de casos se estabiliza, pero mucho antes si la curva de contagiados se dispara como está ocurriendo. De hecho, la provincia sumó ayer 78 positivos, quince fallecidos, entre ellos, los dos primeros del Bierzo y 17 altas, lo que deja la estadística global desde el inicio de la pandemia en 516 casos, 44 víctimas, 46 curados, 298 hospitalizados y 32 personas en la UCI.

Hasta esa aportación, la Gerencia de Sacyl estaba enviando dos pedidos de Epis al día a León, que se demostraron insuficientes y que han levantado las críticas de los sanitarios por verse «desamparados» de forma reiterada. Las quejas han sido una constante en las redes sociales y ante la falta de respuesta recurrieron a bolsas de plástico para improvisar batas impermeables y a todo tipo de artilugios. USO denuncia desde hace días que decenas de sanitarios se tapan con mascarillas quirúrgicas, en lugar de las profesionales, que no evitan el paso de las famosas gotículas del virus.

‘Mackers’ y retos de la Junta

Curiosamente, parte de la salvación ha venido de la mano de los ‘makers’, que donan unos 150 a 200 protectores de acetato al día. El Hospital está también a la espera de una remesa de 600 batas confeccionadas por SOS León. Esa ola de solidaridad se completa con envíos de tortillas, caramelos, agua, nicanores y hasta monos de trabajo, que la dirección de gestión organiza trabajando desde las ocho de la mañana a las diez de la noche. La escasez de material está marcando el combate contra Covid-19 en estos primeros días.

La Junta lanzó ayer «seis retos» a las empresas capaces de producir estos productos y que pasa por disponer de 80.000 máscaras de acetato, 80.000 batas plastificadas, mascarillas (sin límite), 40.000 FFP2/FFP3, 80.000 buzos plastificados y todo el líquido hidroalcohólico desinfectante posible. El surtido se canaliza a través de «[email protected]».

Respecto a las previsiones, el vicepresidente autonómico, Francisco Igea, estima que la cuarentena por el coronavirus podría prolongarse hasta el mes de junio y el pico de contagios sería en mayo. En la Comunidad se contabilizan ya 253 fallecidos, 47 más que ayer, y 3.488 positivos, 548 más que en la última jornada. Igea también criticó el reparto de fondos del Gobierno, con 900 euros por enfermo.

"Si alguien está preocupado por la seguridad de los sanitarios es este gobierno"