lunes 30/11/20
Día Internacional de la Mujer

El medio rural continúa masculinizado y pocas féminas eligen ciencias

Una ganadera con sus merinas en la localidad de San Pelayo. RAMIRO
Una ganadera con sus merinas en la localidad de San Pelayo. RAMIRO

La situación de la mujer rural en cuanto a igualdad es más gravosa que en las ciudades. Según un estudio de la geógrafa de la Universidad de León, María Jesús Sánchez Muñoz, las féminas del campo eran casi invisibles para la estadística y en muchos municipios de la provincia no se registraba ningún contrato agrario a mujeres, que «tenían asumido el rol de colaborar en la empresa familiar». La realidad social es que la mujer trabaja en los pueblos, está muy presente y gracias al sector servicios ha logrado duplicar en quince años el número de contrataciones. En 2004 firmaron 11.989 contratos (el 37,5% de los totales), mientras que los hombres copaban el 62,5%. En cambio, en 2019 fueron 21.565 los contratos firmados por mujeres en el medio rural (un 44%). La gran revolución está llegando de la mano de la conectividad, que permitirá reducir la distancia entre mundo rural y urbano cuando la banda ancha llegue a los más de 1.200 pueblos leoneses. Internet ha logrado unir a las mujeres rurales que deciden regresar al campo con un proyecto laboral, fijar su residencia y su forma de vida en el campo.

No obstante, en el mundo rural, a pesar del incremento del número de mujeres titulares o jefas de explotación agropecuaria, la Superficie Agraria Útil es incuestionablemente de los hombres. Un estudio de Coag, Ceres y Mundubat expone que casi un 83% de la tierra es de los varones, cuyas fincas poseen de media 54 hectáreas frente a las fincas de las mujeres que son de 24 hectáreas. El medio rural leonés continúa marcado por la masculinización y el envejecimiento, con escasos nacimientos y mucha fuga de habitantes.

Foro Económico Mundial

Indica que la igualdad educativa se alcanzará en 12 años, pero la económica en más de dos siglos y medio

El Foro Económico Mundial señala en su informe del pasado diciembre que, a nivel global, «las mujeres están en camino de disfrutar de las mismas oportunidades educativas que los hombres dentro de doce años, que la igualdad política tomará 95 años más y la paridad económica 257 años si la situación mejora al ritmo actual». Parte de la ‘culpa’ de esa brecha económica es la escasa representación femenina en las profesiones emergentes relacionadas con la tecnología.

En informática en la nube solo el 12% de los trabajadores son mujeres. La situación apenas mejora en ingeniería (15%) y datos e Inteligencia Artificial (26%), aunque las mujeres superan a los hombres en dos segmentos de rápido crecimiento: producción de contenidos y pueblos y culturas. De ahí la labor del Stem Talent Girl, que pretende inspirar, educar y empoderar a niñas, jóvenes y mujeres para que desarrollen su talento y prosigan brillantes carreras profesionales en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

El medio rural continúa masculinizado y pocas féminas eligen ciencias
Comentarios