viernes 05.06.2020
Deportiva y Cultural a escena

Dos meses parados y el riesgo de las lesiones

El regreso de la competición pone en alerta a los servicios médicos de los clubes frente a la posibilidad de que proliferen los problemas físicos
El doctor de la Cultural, Salustiano López, lleva años encargándose de velar por la salud de los jugadores del club leonés. RAMIRO
El doctor de la Cultural, Salustiano López, lleva años encargándose de velar por la salud de los jugadores del club leonés. RAMIRO

El regreso del fútbol tras más de dos meses de ausencia a causa de la pandemia el coronavirus es ya una realidad. Tanto en Primera como en Segunda y Segunda División B. Y en esa tesitura se encuentran los clubes leoneses Ponferradina y Cultural. Casi tanta preocupación y miedo al covid-19 existe con lo referente a las lesiones después de tanto tiempo de parón de entrenamientos y actividad competitiva. «Hay que salvaguardar la salud y hacer las cosas bien. No se pueden sufrir lesiones. En Alemania ya hemos visto lo que ha pasado», argumenta el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo, en alusión a las ocho lesiones musculares con las que se saldó el fin de semana la jornada de reinicio de la Bundesliga tras dos meses sin campeonato por la pandemia del coronavirus.

Esfuerzo a corto plazo
El hecho de que la pretemporada sea atípica aumenta el riesgo de sufrir problemas físicos

El departamento médico de la FEF también recomendó recientemente partidos amistosos -que no se disputarán- en la llamada ‘fase de rendimiento’ de vuelta a los entrenamientos, que en el fútbol profesional ya se pueden llevar a cabo en grupos reducidos. El protocolo federativo estima que «si el tiempo de confinamiento se prolongase más de seis semanas, y la duración del período entre el inicio de entrenamiento autorizado en grupo y el primer partido de competición fuese de más de tres semanas, los criterios de entrenamiento deberían de ser los mismos que en circunstancias normales». Desde que se decretó el estado de alarma y el consiguiente confinamiento en España hasta que los futbolistas volvieron a entrenar en las instalaciones de sus clubes en solitario no transcurrieron seis semanas, sino ocho.

«En las circunstancias actuales, el final de la temporada los futbolistas, después de haber pasado ya dos picos de riesgo de lesión, se podrían enfrentar a otro aumento de riesgo de lesión si el retorno a las actividades no es adecuado, seguro y progresivo en relación con los factores que puedan influir en la lesión deportiva», avisan lo médicos de la FEF. «La incidencia de lesiones a lo largo una temporada es variable, pero normalmente hay mayor incidencia lesional durante las primeras semanas después de un período de desentrenamiento (pretemporada) y en el inicio de la segunda vuelta, tras la suspensión de la competición en Navidad. La incidencia de lesiones puede llegar a ser diez veces mayor durante partidos que en entrenamientos», alertan.

En vísperas de la inauguración del nuevo fútbol a puerta cerrada en la Bundesliga, el doctor alemán Wilhelm Bloch, profesor de la Escuela Superior del Deporte de Colonia, ya advirtió que «los jugadores no se han preparado de manera óptima» y que «en función del grado de preparación, los riesgos de lesión aumentan». «Veremos más lesiones musculares, pero también del aparato locomotor, de los tendones», avanzó este reputado especialista en medicina deportiva. La plaga durante la primera jornada de reinicio de la liga germana confirmó los pronósticos.

En el caso de la Ponferradina en Segunda División y en la Cultural en Segunda B habrá que esperar acontecimientos.

Dos meses parados y el riesgo de las lesiones