miércoles. 08.02.2023
Las pensiones mínimas en España, a pesar de las revalorizaciones prometidas desde el Gobierno, siguen reducidas a cantidades tercermundistas que apenas tienen que ver con el coste real de la vida: vivienda, alimentación, vestido y calzado, etcétera. Así, el mínimo de las nuevas pensiones de orfandad se cifran en 124,46 euros (apenas 20.000 pesetas al mes), en tanto que las de viudedad se limitan a 306 (poco más de 50.000 pesetas). No corren mejor suerte los mínimos de jubilación para mayores o menores de 65 años, que oscilan entre 485 y 483 euros. En cuanto al SOVI y las pensiones no contributivas o de beneficencia, los mínimos siguen sin llegar a 300 euros al mes. Algunos sindicatos, como UGT, han criticado duramente el sistema de revalorización de las prestaciones del INSS para el 2004, asegurando que «sólo afectan a un 26% de los pensionistas de mínimos», menos de un millón de personas en el conjunto del Estado, en tanto que discriminan claramente al resto. Según el dirigente ugetista Cándido Méndez, la cuantía de las pensiones mínimas se aleja cada vez más del crecimiento medio de la renta desde hace años y cada vez tiene menos que ver con la economía real del país. Un comunicado difundido días atrás por la misma central reprocha al Gobierno que siga «sin realizar el esfuerzo necesario para que las prestaciones más bajas ofrezcan la garantía de un nivel de vida digno».

Los mínimos por orfandad, en sólo 124 euros
Comentarios