sábado 15/8/20
Gestión de la pandemia

Moncloa creó un Comité de Desescalada ficticio para proteger a Simón y a su equipo

Salvador Illa reconoce ahora que nunca existió ese órgano a pesar de que el Gobierno le dio apariencia oficial
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia en la Comisión de sanidad del Congreso. MARISCAL
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia en la Comisión de sanidad del Congreso. MARISCAL

El Gobierno le dio total oficialidad. Incluso en las notas de prensa que se remitieron desde la Moncloa se daba cuenta de las reuniones del que denominó "Comité Técnico de la Desescalada".

Era el supuesto grupo de expertos que a partir de mayo tuvo el encargo de decidir qué comunidades o territorios avanzaban de fase y relajaban sus medidas de confinamiento tras analizar los informes técnicos que las autonomías presentaban sobre la evolución de la pandemia y sobre su sistema asistencial ante posibles rebrotes.

Moncloa, voluntariamente, quiso envolver en un halo de misterio la composición de ese presunto grupo de expertos.

Algunas autonomías, particularmente la Comunidad de Madrid, pusieron el grito en el cielo cuando ese misterioso "comité" les negó el aprobado a la siguiente fase.

Decenas de preguntas eran respondidas con evasivas en todo tipo de ruedas de prensa y otras veces los miembros del Gobierno se negaban directamente a facilitar los nombres de esos supuestos expertos que, a la postre, estaban decidiendo sobre la vida y economía inmediata de 47 millones de españoles con el argumento de que eran autoridades en la materia "independientes" del Ministerio de Sanidad y que, por tanto, había que salvaguardar su identidad pues no eran "políticos".

Algunas autonomías, particularmente la Comunidad de Madrid, pusieron el grito en el cielo cuando ese misterioso "comité" les negó el aprobado a la siguiente fase. Los responsables del Gobierno de Isabel Díaz-Ayuso denunciaron que se estaban violando numerosas normas administrativas al ocultar la composición de ese consejo, pero Moncloa no dio su brazo a torcer y se negó a aclarar quiénes eran los gurús de los que todo el mundo hablaba y nadie conocía.

Sin respuestas 

Y, así, España agotó el plan de desescalada el pasado 21 de junio sin saber esas identidades. Hasta ahora, que una respuesta del Defensor del Pueblo al Grupo Popular en el Congreso ha desvelado que ese enigmático grupo jamás existió como tal.

Al menos, no formalmente. En su respuesta al Defensor, la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Pilar Aparicio, admite sin rubor que "no existe ningún comité de expertos encargado de la evaluación de la situación sanitaria de las comunidades autónomas y que decida las provincias o territorios que pueden avanzar en el proceso de desescalada del confinamiento, puesto que la responsabilidad de la toma de decisiones en esta materia corresponde al ministro de Sanidad tras su valoración con las distintas comunidades autónomas".

Y así, como nunca existió ese consejo, el Gobierno arguye que no violó la Ley General de Salud Pública, cuyo artículo 11.2 dispone que "será pública la composición de los comités o grupos que evalúen acciones o realicen recomendaciones de salud pública".

Responsables gubernamentales acabaron por reconocer este jueves que esa denominación "extraoficial" de "comité técnico" sirvió para dar foco mediático

"No se creó" ¿Quién decidió por tanto quien avanzaba de fase? Salvador Illa, que finalmente este jueves en sede parlamentaria reconoció que "no se creó un comité", dio alguna pista: las decisiones las tomaba él tras escuchar las recomendaciones de la directora de Salud Pública, que a su vez recibía la información de los expertos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), el órgano que dirige Fernando Simón.

Responsables gubernamentales acabaron por reconocer este jueves que esa denominación "extraoficial" de "comité técnico" detrás de las que se escondía un puñado de expertos del CCAES sirvió para alejar del foco mediático a Simón y a su equipo, contra los que las poblaciones de las comunidades 'suspendidas' en los exámenes hubieran volcado su ira.

Las explicaciones en el Congreso de Illa no convencieron a la oposición, hasta el punto de que varios grupos acusaron al Gobierno de mentir. Tampoco sus palabras apaciguaron los ánimos del equipo de Ayuso. El consejero madrileño de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, acusó también de "mentir" al Ministerio de Sanidad al ampararse en "un comité de expertos inexistente" para negar a la región el paso a la fase 1 de la desescalada.

Moncloa creó un Comité de Desescalada ficticio para proteger a Simón y a su equipo