viernes 27/11/20

El músculo contra el coronavirus

Los trabajadores de la sanidad, personalizados en Antonio Gutiérrez y Belén Mato, reciben el Premio Diario de León, que recoge Vicente Gutiérrez, hermano del médico fallecido. Al acto asiste Fernández Mañueco y se emite hoy a las 22.00 h. en La 8 León. A las 22.30 h. se podrá ver en la edición digital.

La extraordinaria lucha contra la pandemia puso en evidencia las fortalezas y las debilidades del sector sanitario. El mejor músculo para echar un pulso al coronavirus llegó de los profesionales, los trabajadores sanitarios, que plantaron cara sin descanso a un virus desconocido en un enfrentamiento sin cuartel que dejó al descubierto las carencias de material y escasez de personal. Un colectivo de más de 8.000 profesionales en la provincia de León —2.150 en el área sanitaria del Bierzo y 5.600 en León— motivados por una responsabilidad y colaboración mutua sin fisuras, pagaron con su salud y, como en el caso del médico leonés, Antonio Gutiérrez, y la enfermera berciana, Belén Mato, con la vida. Más de 630 trabajadores sanitarios se han contagiado con el virus durante la primera y esta segunda ola rampante de epidemia.

El jurado del decimoquinto premio Diario de León al Desarrollo Social y los Valores Humanos reconoce la labor del conjunto de los trabajadores de la sanidad leonesa, tanto en Atención Primaria, Especializada y Servicios de Emergencia.

La pandemia supone para los trabajadores del Hospital de León un reto de trabajo conjunto para dar la mejor atención a pacientes con covid y sin covid. «Nuestros profesionales han luchado contra el miedo, la incertidumbre, el dolor, el aislamiento, la soledad, la ansiedad, el cansancio físico y psicológico». El director médico del Hospital de León, Juan Ortiz de Saracho destaca que a pesar de este sacrificio «se ha convertido en alegría y satisfacción cuando se recuperaban los pacientes y los compañeros que se contagiaron en el empeño»,

«Orgullosa» se siente Atención Primara «que ha demostrado y demuestra ser el pilar fundamental de la sanidad y debe reconocerse su capacitación para influir en las decisiones del resto de las especialidades», destaca el gerente de Atención Primaria de León, José Pedro Fernández-Vázquez. «En este tsunami en el que nos encontramos que lo transformará todo estarán con singular brillo los especialistas de Medicina Familiar y Comunitaria viéndose reflejados en la persona de Antonio Gutiérrez, un ejemplo a seguir».

«Desde el inicio de la pandemia han trabajado sin cesar, sin horario, implicándose al 100% y más, con una sobrecarga tanto física como psicológica, siguiendo las directrices marcadas y aportando en todo momento ideas de mejora». La directora de Enfermería del Hospital El Bierzo, Angustias Pumar Martínez, pone en valor «no sólo la profesionalidad, también la gran calidad humana»

Para la gerente de Asistencia Sanitaria del Bierzo, Pilar Fernández Ampudia, «es un honor» el reconocimiento del premio del Diario de León «referencia de las contribuciones al desarrollo social y el fomento de los valores humanos en la provincia de León que da visibilidad y reconocimiento a la labor durante la pandemia» y destaca que «la pandamia ha precisado de un equipo de profesionales inasequibles al desánimo, con capacidad de superación y de adaptación». «Los trabajadores que personifican el galardón» —reconoce— «son ejemplos de personas dedicadas, entrañables, grandes profesionales para cuya pérdida no hay aplausos ni agradecimientos cuyo vacío pueda llenar».

«En la primera ola todo era incertidumbre, desconocimiento y miedo y una población volcada con el personal y apoyándonos», recuerda Silvia López Sanz, rastreadora. «Según ha ido pasando el tiempo, los conocimientos del personal son mayores, pero el cansancio y la relajación social están haciendo mella en el sector. Toda la sociedad necesita remar en la misma dirección».

«Mucho miedo al contagio, a lo desconocido expuestos sin protección ninguna, y a los cambios continuos de protocolos e indignación al estar soportando todo esto considerados personal de bajo riesgo cuando el contacto físico era y es directo con los pacientes covid», recuerda Arturo Menéndez, responsable provincial del Sindicato Asambleario de Celadores (SAC). «Compartimos con el resto el cansancio físico y mental. A diferencia de marzo, ahora no vemos una perspectiva clara de futuro, por lo menos antes manteníamos la esperanza de que estaba pronto el fin».

Jorge Ferrero, técnico de Emergencias Sanitarias, recuerda «una mezcla de impotencia y desesperación por no poder atender a todos los pacientes por el volumen de urgencias. Mucha pena por ellos y sus familiares al despedirse, esos ojos llenos de lágrimas mirándote con miedo y en más de una ocasión los míos, eso jamás se olvida. En esta segunda ola siento rabia y decepción ante la administración, empresas y servicios privados que no han prestado los medios ni personal necesario y la falta de reconocimiento de la Junta de Castilla y León».

Los Técnicos Superiores Sanitario se sienten «orgullosos» de la profesión «dando el 100% para un diagnóstico, seguimiento y tratamiento, pero olvidados por las administraciones», asegura Mariangeles Prieto Serradilla.

Vicente Gutiérrez, hermano del médico fallecido, recoge el galardón en nombre de todos ellos.

El músculo contra el coronavirus