lunes 01.06.2020
Volver a programar

La música y el teatro que el virus se comió en León

El Auditorio intentará «recolocar» todos los espectáculos que se han aplazado por la pandemia y lo mismo pretende hacer el Gran Café
Verónica Forqué al recibír el Premio de la Unión de Actores días antes de actuar en el Auditorio, función que fue cancelada. MARISCAL
Verónica Forqué al recibír el Premio de la Unión de Actores días antes de actuar en el Auditorio, función que fue cancelada. MARISCAL

El primero fue Circlassica. El espectáculo de Emilio Aragón fue cancelado el 13 de marzo en el Auditorio Ciudad de León, que no ha vuelto a abrir sus puertas desde entonces. En este tiempo se han suspendido las funciones de Las cosas que sé que son verdad, con Verónica Forqué al frente del elenco; Medea, a cargo de Teatro El Mayal; Pídeme perdón, de Perigallo Teatro; el concierto de Nando Agüeros; el concierto de Músicas Históricas a cargo de Eduardo López Banzo; Giselle, en versión del San Petersburg Festival Ballet; el concierto De película, de la Sinfónica Odón Alonso; y el recital de Ílya Itin, dentro del ciclo Maestros Internacionales de la Fundación Eutherpe. En la web del Auditorio ya figura como cancelada la función del 15 de abril La geometría del trigo, pero no así el concierto del día siguiente, a cargo de Ensemble 1700, dentro del programa de Músicas Históricas; ni El Principito, el día 19.

El Ayuntamiento aún no sabe cuándo empezará a «recolocar el calendario». Esa es la primera opción, «para que los leoneses puedan acceder a esos espectáculos», según fuentes municipales. También se ofrecerá la devolución de las entradas a quienes no puedan asistir en una nueva fecha. «Los servicios económicos, con las reclamaciones de los usuarios, realizarán las devoluciones». El Ayuntamiento no ha cuantificado a cuánto ascienden las entradas compradas por anticipado de espectáculos cancelados. Insisten en que van a buscarles nuevas fechas; probablemente, para después de verano.

El Gran Café dejará de ingresar entre 20.000 y 30.000 euros porque es la época fuerte de la sala

El Teatro San Francisco se vio abocado a cancelar lo que quedaba de temporada y ofrece los fines de semana funciones ‘virtuales’, aunque los responsables de la programación en este espacio cultural no saben cómo van a remontar.

Igual les sucede al resto de las salas que ofrecen programación estable de música y teatro. El Albéitar ha bajado el telón. La web de la ULE ha borrado todas las actividades culturales previstas hasta junio.

El Gran Café, uno de los locales con más actividad musical en directo de la capital leonesa, ya ha suspendido quince conciertos y todas las Jam Session de los martes. Los conciertos suspendidos de momento son: Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, Mezcal, Meji, A-Jigsaw, Crow Black Chicken, Dogo & Mila & The Stoofas, Pájaro Sunrise, Hidrogenesses, Alfredo González, Tributo Muse & Cold Play & Placebo, Arco, Santero y Los Muchachos.

«Estamos intentando cambiar las fechas o, en algún caso cancelando, ya que las giras cambian y algunos grupos sacan disco o paran, y hasta se están cambiando festivales de abril, mayo o junio para agosto, septiembre y octubre», explica Guille Mateo, responsable de la programación del Gran Café. Estima unas pérdidas entre 20.000 y 30.000 euros al mes, ya que «es la época de conciertos en salas y luego en verano se para la actividad».

La música y el teatro que el virus se comió en León