martes. 29.11.2022
2020050211462548234

¿Puede una novela sobre un hombre aparentemente anodino resultar fascinante? ¿Puede la historia de un viejo profesor de una universidad perdida en algún rincón de los Estados Unidos, hijo de unos granjeros humildes, atrapar al lector para no soltarle hasta el último párrafo?

Sí puede. La novela se titula Stoner, su autor es el norteamericano John Williams (1922-1994, nada que ver con el famoso compositor) y cuenta la historia de William Stoner, que a los diecinueve años entró como estudiante en la Universidad de Misuri y nunca pasó de profesor asistente. Porque debajo de la vida gris del discreto Stoner, enamorado de los libros medievales, de la literatura, y de una mujer a la que podrá querer, se esconde el latido de una novela perfecta.

Y no lo digo yo. Lo dice Enrique Vila-Matas -«obra maestra ignorada», ha escrito de ella-. Lo dicen The New York Times The New Yorker -«la gran novela americana de la que nunca habías oído hablar»- y lo afirma incluso el actor Tom Hanks; «se trata de una novela sobre un tipo que va a la universidad y se convierte en un maestro. Pero es una de las cosas más fascinantes que jamás he encontrado». Editada en España por Baile del Sol, el autor de Stoner trenza un hilo cautivador desde la primera página. ¿Y donde está la magia? Williams, que ha firmado otra novela igual de recomendable como es Butcher’s Crossing (Lumen), deja huella en sus lectores con un lenguaje en apariencia tan sencillo como su personaje. Y así llega a lo más hondo.

No busquen más. La gran novela americana, esa que buscan tantos autores hoy, está escrita desde hace más de cincuenta años y ya es un secreto a voces.

Una obra maestra sale a flote
Comentarios