domingo 25/7/21
Donación a Unicef

Pablo Alborán: "Soy muy tocón, ojalá vuelva pronto el contacto físico"

"Qué pena que debamos sufrir una pandemia para darnos cuenta del valor de la sanidad, la educación y la cultura", dice el cantante y compositor
pablo
El cantante malagueño Pablo Alborán durante una de sus actuaciones. ALBERTO VALDÉS

El confinamiento me ha enseñado... ¡Que no me soporto!", bromea Pablo Alborán. El encierro le ha pillado a sus 30 años y por casualidad en Málaga, en casa de sus padres. Entre el insomnio, la ansiedad y los momentos felices, ha compuesto 'Cuando estés aquí', canción que ha donado a Unicef para el proyecto 'Emergencia Coronavirus'. "Quiero abrazar a la gente con mi música", clama.

-¿Es usted muy de abrazar?

-Sí, soy muy tocón. En mi casa somos todos muy cariñosos. Ojalá vuelva pronto el contacto físico.

-¿Para qué llamó a Antonio Banderas?

-Quiero ayudar en mi tierra y él en eso tiene experiencia. Le escribí y me respondió a los tres minutos. Nos hemos unido en un proyecto para fabricar respiradores.

-"Me veo rodeado de mentiras", dice su nueva canción ¿Es una crítica a cómo se está gestionando esta crisis?

-Es lo que siento cuando veo que nuestros políticos tiran balones fuera, se pelean entre ellos y usan la información como quieren. Pese a todo, hay que tener confianza y positividad. El mensaje de odio no lleva a ninguna parte.

-¿Otro partido lo habría hecho mejor?

- Algunas cosas peor y otras quizás mejor. La sanidad no puede ser un número. Los que están en primera línea de batalla lo están haciendo con una profesionalidad brutal.

-Y eso que no ganan como un cantante...

-Depende. Hay muchos cantantes que no tienen ni para el alquiler. También hay cirujanos que cobran muchísimo. Pero los que están dejándose hoy la piel lo hacen a cambio de un sueldo horrible. Y por vocación.

- Le veo en la próxima marea blanca.

- Hay muchas maneras de manifestarse y yo encontraré la mía. Qué pena que hayamos tenido que sufrir una pandemia para darnos cuenta de que los pilares de nuestra sociedad son la sanidad, la cultura y la educación. Donde más recortes ha habido.

- ¿Se explica que alguien llame "rata contagiosa" a una doctora?

- Me parece asqueroso y vergonzoso... ¡Esa mujer está luchando por ti, imbécil! Espero que la Justicia actúe. Yo le haría quitar esa pintada con las uñas.

- Su canción también habla de una "lista de tranquilizantes"...

- He tenido que echar mano de algún ansiolítico, pero solo de forma puntual. Es un momento duro. Sin embargo, me considero un privilegiado. Qué suerte que me haya tocado pasarlo con mis padres. El rayo de sol que le da a una maceta ya me alegra el día. Tenemos jardín y hay que valorarlo. No cabe la queja.

- Ni el alarde.

- No es momento de postureo. Sería irresponsable. Hay que ser muy sensible y cauteloso frente a los que lo están pasando peor. Por suerte, mis placeres no dependen de cosas materiales.

- ¿Qué ha aprendido sobre sí mismo?

- ¡Que no me soporto!, ja, ja, ja... No. He aprendido a estar conmigo otra vez. Pero cuando es por obligación no tengo tanta inspiración como cuando elijo estar solo. He aprendido también que cuando acabe todo esto no voy a perder el tiempo. Voy a quedar más con la gente que me apetece y menos con la que no me apetece.

- ¿Qué le carga ahora las pilas?

- Siempre estoy un poco loco, je, je... Soy muy espídico. Ver la solidaridad y la entrega de la gente me levanta y me hace tener una actitud que quiero contagiar. Hay momentos en los que me pongo un poco payaso para hacerles a mis padres esto más ameno. Y tengo la música para desfogarme.

- ¿Tiene pesadillas?

- Muchísimas. Sueño con cosas de trabajo y situaciones muy raras. Ayer me acosté a las doce y a la una y media de la madrugada me levanté como si hubiera dormido siete horas. Esto no me ha pasado en la vida.

- ¿Es partidario de un pacto nacional?

- A ver, yo me puedo poner en plan 'happy flower' y decir que quiero la unidad política, pero no sé si la vamos a conseguir... Es el momento de que los políticos demuestren que son humanos y no máquinas de contar votos, que tengan la madurez que están demostrando los ciudadanos.

Pablo Alborán: "Soy muy tocón, ojalá vuelva pronto el contacto físico"
Comentarios