domingo 26/9/21

Padres y docentes leoneses aplauden el acuerdo con el foco puesto en septiembre

Exigen que de cara al próximo curso se aborde de manera concreta cómo se debe actuar

Los docentes y los padres leoneses consideran positivo el acuerdo alcanzando ayer entre las autonomías y el ministerio de cara a finalizar el curso. Desde la Junta de Personal Docente, Javier Fernández valora el hecho de que no se haya dado «aprobado general» y sí que aunque la mayoría de los alumnos promocionen y pasen de curso «se haga una evaluación flexible, todos con sus notas, porque un cinco general no es bueno para nadie». Además, remarca también que cada estudiante tendrá un informe personalizado y que las asignaturas que no aprueben tendrán que recuperarlas. «Es un acuerdo que intenta hacer lo mejor posible, porque el aprobado general es un sinsentido», señala. Eso sí, Fernández remarca que ahora será necesario poner el foco en cómo se abordará el mes de septiembre, opinión que también comparte el presidente de la federación de asociaciones de madres y padres, Felampa, Arsenio Martínez.

«Hay que abordar ahora de forma decidida cómo comenzará el próximo curso», incide Fernández, palabras en las que también coincide el representante de las familias, para apuntar: «No se puede condensar en un trimestre los contenidos de dos, que ya van bastantes ajustados». A la hora de poder hacer frente a la recuperación de materias o intentar equilibrar el aprendizaje de los diferentes alumnos, los profesores reclaman aulas de docencia compartida, personal para poder desdoblar materias, planes individuales para los alumnos y más orientadores en los centros —ahora la media es de uno por cada 800 estudiantes— para poder trabajar directamente con los jóvenes. «La educación ya tiene bastantes problemas estructurales que ahora se agravarán más», dice Fernández en relación a las altas tasas de abandono y repetición, así como la escasa inversión que hay en educación.

Arsenio Martínez reclama tanto al Estado como a las autonomías «unas directrices claras, porque ahora mismo las familias tienen mucha ansiedad porque no saben qué pasará». A esto añade que su propuesta es «no avanzar temario», porque no todos los alumnos cuentan con las mismas posibilidades y aunque se les dote de recursos digitales «muchos no tienen competencias más allá de las redes sociales».

«Se trata de una circunstancia excepcional y el acuerdo busca que ningún alumno se quede atrás, pero hay que evaluar, porque no hacerlo es devaluar a los propios estudiantes», sentencia Fernández, quien critica que no se haya podido llegar a un acuerdo para conseguir una Ebau única para los alumnos de segundo de Bachillerato de toda España.

Padres y docentes leoneses aplauden el acuerdo con el foco puesto en septiembre
Comentarios