miércoles. 07.12.2022
Catedral de León durante la crisis sanitaria por el coronavirus, con Vicente, uno de sus vigilantes. FERNANDO OTERO
Catedral de León durante la crisis sanitaria por el coronavirus, con Vicente, uno de sus vigilantes. FERNANDO OTERO

Todas las parroquias de Diócesis de León podrán abrir sus templos a partir de mañana lunes, día 18, tras la entrada en vigor de la orden del Ministerio de Sanidad que flexibiliza las restricciones de la denominada Fase 0 y autoriza la recuperación del culto público.

Así, desde lunes tanto en las zonas de la Diócesis que se mantienen en la Fase 0, como en las que ya han alcanzado la Fase 1 se empezarán a reabrir los templos y se irá recuperando el culto religioso, ha informado el Obispado de León en un comunicado.

La reapertura al culto contará con una limitación del aforo de los templos a un tercio de su capacidad para mantener la distancia de seguridad, siguiendo todas las indicaciones establecidas para prevenir los contagios por el Covid-19 con el objetivo de preservar la salud pública.

El obispo de León, Julián López, ha realizado un ruego a todo el presbiterio diocesano para que desde el lunes se aplique la primera celebración de la Eucaristía en cada uno de los templos de la Diócesis con una especial intención de oración por todos los difuntos de la pandemia.

En una nota pastoral el obispo ha considerado el "retorno a la normalidad en nuestras iglesias" como una "buena noticia que es muy importante para los fieles católicos y los creyentes de otras confesiones".

Además, tras realizar una apelación directa a la "prudencia y la responsabilidad de cada uno", el obispo ha recordado que se está en el tiempo pascual y en el mes de mayo que tradicionalmente se dedica a la Santísima Virgen María por lo que invitado a los fieles a que "no dejéis de visitarla en sus incontables iglesias y ermitas".

El decreto episcopal con las "disposiciones ante la salida del confinamiento y la desescalada" que rubricaba el obispo Julián López el pasado día 3 de mayo quedaba condicionado a la aprobación por parte de la autoridad sanitaria que ahora se ha producido.

En este decreto episcopal se pone de manifiesto la "satisfacción de la Iglesia española porque la enfermedad del Covid-19 vaya siendo controlada, y pueda iniciarse, aun con reservas y precauciones, la recuperación de las actividades habituales de nuestra vida común".

"Como Iglesia compartimos el dolor de los que se han visto tocados por la enfermedad y elevamos nuestra oración por todas la familias y sus seres queridos fallecidos", se indica al inicio de este decreto.

Asimismo, la nota recoge que la Iglesia de León manifiesta su voluntad de "seguir impulsando el trabajo de Cáritas y de otras instituciones eclesiales con las personas que se ven afectadas por la crisis económica y social que ha generado los efectos de la pandemia y el confinamiento".

El decreto establece unas indicaciones generales en la fase de transición hacia la completa normalidad que mantienen vigente "la dispensa del precepto de participar en la Misa dominical".

Junto con esta temporalización para transitar en el proceso de desescalada, el decreto que rubrica el obispo detalla la "organización de los templos y las celebraciones" y fija criterios para administrar sacramentos, además de prohibir las visitas turísticas a los templos en las fases 1 y 2.

Por último, el decreto que orienta el proceso de salida del confinamiento en la Iglesia de León establece la suspensión de las Primeras comuniones y las Confirmaciones hasta el primer trimestre (de septiembre a noviembre) del próximo curso pastoral 2020-2021.

Las parroquias de la Diócesis de León empiezan mañana a recuperar el culto
Comentarios