jueves. 07.07.2022
Provincia

Las pequeñas queserías exigen que se les deje vender leche cruda y corderos

Envían al Gobierno un decálogo de medidas urgentes para paliar la difícil situación actual
Quesería artesanal familiar El Palacio (Ciembeda), de Toral de los Guzmanes. JESÚS F. SALVADORES

La Red Española de Queserías de Campo y Artesanales exige que se les deje vender leche cruda y corderos y cabritos directamente al público. Son dos de las diez medidas urgentes que han solicitado al Gobierno de España en un escrito que le remitieron el pasado 6 de abril para intentar paliar la «difícil» situación que están viviendo en el actual Estado de Alarma provocado por la pandemia del coronavirus que mantiene cerradas las pequeñas tiendas y los restaurantes, que acaparan gran parte de sus ventas.

Se trata de una organización compuesta por pequeñas queserías y ganaderías que se asientan principalmente en el medio rural, que pertenece a la asociación europea Farmhouse and Artisan Cheese and Dairy Producers Europen Network. «Vemos como nuestros pequeños productores están en desventaja respecto a los de otros estados europeos en cuestiones normativas», señalan. Ya que en países como Francia o Alemania muchas de sus reivindicaciones ya están implantadas.

En concreto, la Red Española de Queserías de Campo y Artesanas exigen, en primer lugar, que se les autorice la venta de leche cruda desde las ganaderías. La segunda medida es que se establezca un plazo máximo de tres días para autorizar la venta de leche desde las queserías o bien aprobar que pueda realizarse mediante ‘comunicación previa’.

En tercer lugar piden que se autorice el sacrificio de corderos y cabritos en las explotaciones o que se habiliten mataderos locales sin coste para las ganaderías.

La cuarta medida es habilitar espacios gratuitos a disposición de las ganaderías para la congelación de canales.

Campaña promocional

En quinto lugar solicitan acordar a la Red Española de Queserías de Campo y Artesanas una ayuda para ir organizando una campaña para acercar los quesos artesanos a la ciudadanía, que incluiría jornadas de puertas abiertas, organización de mercados, ferias... que den salida al stock de los quesos que se siguen elaborando.

La sexta propuesta es poner todos los medios del Estado para que vigile el correcto funcionamiento de los mercados agrarios para que dejen de producirse negociaciones asimétricas y «de tipo feudal» entre la industria láctea y las ganaderías.

Dictar las instrucciones pertinentes a las Comunidades Autónomas y ayuntamientos para que autoricen urgentemente los mercados no sedentarios de proximidad; apoyo y colaboración de las grandes cadenas de distribución y grandes superficies; apertura de una línea de crédito para ganaderías y queserías con problemas de liquidez; y poner todos los medios necesarios para que hospitales, residencias de mayores, prisiones y comedores públicos se abastezcan de carne y lácteos artesanos de proximidad, como ya sucede en otros países.

Las pequeñas queserías exigen que se les deje vender leche cruda y corderos
Comentarios