domingo. 03.07.2022

Al grito de «presidente, presidente», los cargos y representantes del PP en la provincia de León recibieron ayer por la tarde a Alfonso Fernández Mañueco. La presentación de su candidatura como aspirante a revalidar la secretaría general del PP de Castilla y León se convirtió al final en un acto preelectoral, después de que ayer por la mañana decidiera adelantar la convocatoria de elecciones. En esta antesala, el líder popular pidió «la confianza para seguir progresando». «Quiero liderar la transformación de León que iniciamos hace dos años. Quiero seguir liderando este proceso», arengó ante cerca de 200 personas que le arroparon en uno de los salones del hotel Conde Luna, donde se comprometió a «para los pies a Sánchez».

Fernández Mañueco incidió en que con el adelanto de las elecciones autonómicas los ciudadanos tendrán «la oportunidad de decidir lo que quieren: sanchismo o futuro». En su discurso insistió en que «todo el mundo sabe» que su intención era «agotar la legislatura», pero que «la situación era insostenible». «He hecho lo imposible y en todo momento he pensado en las personas de esta tierra», recalcó, antes de apuntar que «el PSOE, Por Ávila y Ciudadanos se han dado la mano para reventar la cohesión de esta tierra». «No se trataba de unas partidas, de unas cantidades, sino del modelo de cohesión», repitió, sin dar por ahora ninguna de las pruebas que por la mañana afirmó que tiene de la deslealtad de la formación naranja.

Sin salirse del guion que siguió ya en el discurso con el que por la mañana anunció la decisión, el líder del PP expuso que «el chantaje de apoyos por privilegios que funciona con Sánchez» con él «no funciona» y agitó el miedo a que en la comunidad hubiera habido «un gobierno frankenstein». «Si alguno ha querido jugar a ser como Rufián, yo no voy a ser como Sánchez», subrayó para calcar la estrategia nacional que el partido ha impulsado.

En su intervención, Fernández Mañueco señaló que ha actuado «siempre pensando en las personas de Castilla y León, en lo mejor para ellos», y que ha trabado «sin descanso para proteger a los que han sufrido las consecuencias de la pandemia y para cumplir los compromisos». En un avance de lo que será su discurso electoral, el candidato del PP detalló que va a «seguir bajando impuestos, muy especialmente en el mundo rural», y reseñó que su formación es «el partido del medio rural, de los agricultores y ganaderos».

Para dar munición a sus afiliados y cargos, el presidente de la Junta les advirtió de que «nadie» les dé «lecciones de lo que es luchar por esta tierra». «El PP bien sabe lo que necesita esta provincia. Ahí vamos a estar siempre, juntos y unidos», concedió. Para participar de esta comunión y como guiño a los representantes de Ciudadanos que en su momento se fueron de la formación, Fernández Mañueco abrió «los brazos a los que estuvieron en el PP o quieren estar» para que se sumen. «Vamos a por el futuro de León, de Castilla y de España», remató antes de irse entre aplausos y palmadas, con las escaleras del hotel Conde Luna convertidas en gradas para que los asistentes se dejaran ver por el líder. Pero sin atender las preguntas de los medios.

«Os pido la confianza para seguir liderando la transformación de León»
Comentarios