miércoles. 30.11.2022

Ponferrada paraliza el transporte y las licencias de terrazas

Cacabelos limita los entierros y el Consejo la actividad del Centro de Drogodependientes
La capital berciana vacía. Si bien la mañana fue de aparente normalidad, por la tarde se empezó a notar el vacío.

Ponferrada y el Bierzo han empezado a asumir, a cuentagotas, la situación derivada de la expansión del coronavirus. Sin datos oficiales sobre la evolución de los pacientes ingresados en el Hospital El Bierzo y con las cifras de nuevos casos detectados provincializadas, resulta difícil determinar cuántos corresponden a la comarca. Por lo demás, las medidas se han empezado a aplicar. La capital berciana vivió ayer su primer día de blindaje, sin actividad alguna en los edificios municipales y sumando el transporte público a la paralización. Los autobuses urbanos ya no circularán hoy por la ciudad y también se suspenden las licencias de ocupación de suelo para terrazas y veladores.

Aspectos PonferradaDel mismo modo, el alcalde, Olegario Ramón, recomendó el cierre del comercio y la hostelería, así como gimnasios, academias y cualquier negocio susceptible de aglomerar a muchas personas. Un recomendación similar a la de la Junta de Castilla y León que excluye las tiendas y supermercados de alimentación, las farmacias, las estaciones de servicio de combustibles y cualquier otro establecimiento de carácter esencial para la población.

En la calle, sobre todo por la mañana, la situación era prácticamente la de un día normal, sobre todo en los bares y cafeterías. Eso sí, los supermercados estaban desbordados y vacíos pese a que se ha garantizado, por activa y por pasiva, que no va a haber problemas de abastecimiento. Por la tarde, la cosa cambió. La comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para anunciar la declaración del estado de alarma, precipitó todavía más las visitas a las superficies comerciales. Parques y espacios públicos estaban prácticamente vacíos; mientras los coches, los carritos y las personas se agolparon entorno a los supermercados. A partir de las 17.00 horas, el silencio empezó a ganar terreno en la ciudad.

A lo largo del día, fueron muchos los Ayuntamientos que emitieron bandos para anunciar la suspensión de las actividades municipales, el cierre de edificios públicos y parque infantiles, la suspensión de mercadillos y, en definitiva, todas las medidas de contención que se están llevando a cabo de forma generalizada. Prácticamente todos los ayuntamientos del Bierzo han tomado ya estas determinaciones. En el caso de Cacabelos, el bando recoge, incluso, la limitación de los enterramientos a los familiares de primer grado de consanguinidad del difunto, los enterradores, la funeraria y el cura. Nadie más. Todo para evitar las grandes aglomeraciones y, en todos los casos, las medidas obligadas se acompañaron de recomendaciones.

También el Consejo Comarcal del Bierzo ha adoptado medidas en los centros que gestiona, dando prioridad a la atención telefónica y telemática en su sede y también en el Centro de Atención a Drogodependientes (CAD), salvo en los casos considerados urgentes. Por su parte, el Centro de Recepción de Visitantes de Las Médulas permanecerá cerrado, de momento, hasta el día 29.

El Centro Comercial El Rosal es uno de los puntos de grandes aglomeraciones del Bierzo y ayer anunció cambios en su funcionamiento, eso sí, únicamente en lo que respecta a la ‘Fun Play Area’. El espacio de ocio quedará cerrado hasta nuevo aviso. También advirtió de su cierre temporal el Museo de la Energía de la Ponferrada y, en el Palacio de Justicia, se ha prohibido el acceso a todas aquellas personas que no acrediten y justifiquen documentalmente que han sido citadas por un órgano judicial, acudan a interponer una denuncia o estén sujetas a comparecencias apud acta (firma).

DENUNCIA DE IRRESPONSABILIDAD

Entre las denuncias del día, una realizada por el sindicato CGT, que criticó la «irreponsabilidad» de la dirección de la empresa LM Wind Power. «La dirección de la fábrica reúne a los trabajadores de forma obligatoria, sumando más de mil personas hacinadas en una sala durante una hora y 20 minutos, donde no había espacio ni las mínimas medidas higiénicas, saltándose todos los protocolos y recomendaciones hechas por las autoridades sanitarias», denunció el sindicato a través de un comunicado.

Ponferrada paraliza el transporte y las licencias de terrazas
Comentarios