domingo. 27.11.2022
El Día del Trabajo, desde el desconfinamiento

Primero de Mayo en los balcones

Los sindicatos exigen medidas específicas para evitar que la crisis agrave la brecha social y económica que sufre León

La jornada de hoy se ofrece como homenaje a los trabajadores que responden en primera línea a la pandemia

Manifestación del 1M. F. Otero Perandones.
Aspecto de la última manifestación del 1 de mayo,en 2019. Hoy no será así en lascalles de León. FERNANDO OTERO

El Primero de Mayo no es tan virtual como parece con este formato, como resulta de una puesta en escena obligada, por las restricciones a la movilidad, por la inconveniencia de formar tumultos en medio de la pandemia. Este Primero de Mayo llega en medio de un desasosiego social y económico que forma ya parte de ese paisaje de destrucción y freno de actividad que ha derivado de la tormenta del coronavirus.

Habrá acción sindical, pero telemática; movilización social, pero a través de la red, o en los balcones; no en la calle tras pancartas de fondo rojo y mensaje de arenga para la clase trabajadora. Los motivos de las reivindicaciones son más reales que nunca, según se puede ya apreciar en el escenario que rodea a León, sacudido sin piedad por la pérdida de empleo y actividad, que acaba de descubrir la última encuesta de población activa. Por si alguien no se daba por enterado. «Necesitamos ya, de una puñetera vez, que se disponga un modelo de desarrollo en el que sujetar toda la proyección de esta provincia a medio y largo plazo», expone Xosepe Vega, secretario provincial de Comisiones Obreras, que traslada a León la estrategia del pacto nacional que se propondrá con todos los agentes sociales, con el Gobierno. Un pacto de Estado, y un pacto de León. Que en ese punto estaba el sindicalismo leonés de clase el mismo día en el que la pandemia tiró del freno mano de la economía. A ese pacto y a seas soluciones específicas para esta tierra le ha dedicado el último año y medio de táctica y acción la agenda de los sindicatos de UGT y Comisiones Obreras de León, actores principales de esa fuerza motriz que ha supuesto las convocatorias de protesta, respaldadas con una muchedumbre por las calles. «Todo lo que veníamos exponiendo desde estos meses de atrás; aquí necesitamos un gran pacto de provincia». Hace falta definir un modelo de país, que salve las graves consecuencia de la pandemia en el tejido productivo. Igual, es preciso un gran pacto de provincia, que acote toda esa deriva que desde hace treinta años ha ocasionado hemorragias de empleo, de pérdida de población, de adelgazamiento del segmento de jóvenes, de envejecimiento de la pirámide demográfica y de las expectativas.

Efecto de la crisis

Los sindicatos alertan de la brecha que sufrirá León por su débil tejido industrial

Este Primero de Mayo vuelve al frente de la movilización virtual de los trabajadores la exigencia frente a una situación tan real que es la misma que acomete las perspectivas y la única que conoce toda una generación de leoneses: «Hay que buscar respuestas concretas a una crisis que no es igual en todos los territorios; es evidente que existe una brecha, que la brecha se agranda, que la brecha no deja de tener efectos cada vez más profundos; lo hemos visto en la nueva EPA», recuerda Vega, que no precisa de recrearse con detalles sobre el porcentaje de pérdida de empleo en León frente a otros territorios, de pérdida de activos en León en comparación con provincias parejas. La brecha socava la confianza de la gente. Y estimula la lucha sindical de este Primero de Mayo en León, cuando los responsables sindicales aborden, vía conexión por internet, la exposición de motivos: «La brecha nos deja en la deriva. Nada que no supiéramos que podía ocurrir con un PIB industrial que equivale al 7% del total; ese es el modelo que hay que variar. Con una dependencia absoluta del sector servicios ahora paralizado, estamos condenados a la nada», hilvana Xosepe Vega, líder de Comisiones Obreras en torno a la exposición de motivos que convierten a este Primero de Mayo en una cita tan importante como la que se ha vivido en ediciones pasadas. con la fiesta del trabajo y de los trabajadores.

Trabajo conjunto

A modo del pacto, se plantea una acción conjunta para definir el futuro de la provincia

Por el trabajo, por los servicios públicos, se lee entre el lema de la convocatoria que UGT y Comisiones Obreras han planteado para que el día 1 de mayo no sea un festivo mas en este calendario estacional del confinamiento. «Por eso, en el frente de nuestra reivindicación van a estar los trabajadores y trabajadoras que se mueven en la primera línea del frente de esta lucha contra el contagio y la prestación de atención», relata Enrique Reguero, secretario provincial de UGT, que pide a las administraciones que no se olvide esta lección que ha supuesto la respuesta contra la pandemia que se ha sujetado con el sector público, tan afectado por los recortes en los últimos años. «Al personal sanitario, al personal médico, de enfermería, celadores, conductores de ambulancias; a los transportistas, a los trabajadores del comercio de la alimentación, a la limpieza, a sectores de empleo que generalmente son los peor pagados, y han contribuido a mantener en pie el sistema»,. recuerda el sindicalista leonesa entre el repaso somero a las menciones que recibirán especial agradecimiento en este Primero de Mayo.

Doble efecto

La dependencia del sector servicios condena a la nada a esta tierra, advierten CC OO y UGT

Luego, en el plan que devuelve al 1 de mayo de León a la primera línea de la actualidad, está la construcción de un puente que salve los restos del naufragio, que no es de ayer, ni de la embestida del coronavirus. La fórmula está definida de antemano, y ahora de forma exagerada tras las urgencias que ha impulsado la expansión del coronavirus, con consecuencias que aún no se han llegado a evaluar. La apuesta por la industria propia, para satisfacer demandas y servicios que hasta ahora suministraba el mercado internacional y que ahora están bloqueados. Esa respuesta es parte también del contenido de este Primero de Mayo leonés, de calles vacías y un futuro incierto por el temor a una crisis que no ha hecho más que enseñar las uñas.

La fórmula

El lema de otro modelo es posible tiene su versión en las reivindicaciones sindicales en León

Sin el bullicio que acompañaba a este momento, la fiesta del trabajo toma relevancia tras el telón de los balcones, donde la clase trabajadora se ha guarecido en masa de la pandemia. La fiesta del Trabajo desde casa no ha perdido ni una sola de las reivindicaciones que podrían avanzar hoy con las pancartas, acompañar a los discursos, y disfrutar de los festejos. Todo virtual. Y más real que nunca.

Primero de Mayo en los balcones