lunes 06.04.2020
Animales

La protectora de León busca hogares de acogida para "adopciones permanentes"

Apap busca casas para alguno de los 120 perros y 10 gatos que aloja en sus instalaciones de la carretera de Vilecha.
Un perro de la protectora. RAMIRO
Un perro de la protectora. RAMIRO

La crisis sanitaria provocada por la expansión del Covid-19 ha obligado a cerrar al público las instalaciones de la Asociación Protectora de Animales y Plantas de León (Apap) que, en estos momentos, apuesta por hogares de acogida que se conviertan en "una oportunidad de adopción permanente".

En este sentido, Arancha de Hoyos, responsable en APAP de un equipo de voluntariado integrado por unas 25 personas, ha señalado a Efe un "notable incremento" de las peticiones asociadas al obligado confinamiento.

Y es que pasear al perro es una de las excepciones a las restricciones a la movilidad del estado de alarma decretado por la pandemia.

"Si antes ya filtrábamos, ahora mucho más", ha confesado ante una ola de solidaridad que, si bien es necesaria, debe representar "un compromiso serio".

Por ello, Apap busca casas para alguno de los 120 perros y 10 gatos que aloja en sus instalaciones de la carretera de Vilecha.

Pero con el objetivo, según ha asegurado, de que estos animales encuentren un hogar definitivo. Sobre todo para aquellos que por edad o por alguna característica física siguen esperando su momento.

"Hay adopciones que se siguen realizando porque ya estaban en trámite pero, al igual que los paseos, se han suspendido hasta que cambien las circunstancias", ha explicado De Hoyos.

Un reducido equipo de Apap, que ha tenido que anular la celebración de las próximas asambleas ordinaria y extraordinaria, mantiene las imprescindibles labores de alimentación, limpieza y cuidados respetando en todos momento las pautas de seguridad marcadas.

"Coincidimos un máximo de cuatro personas, que nos repartimos entre los patios de las dos fincas", ha indicado en alusión a una distancia social que se respeta del mismo modo que "se desinfectan las manillas de las puertas y los cierres de los cheniles".

La entrada en escena del Covid-19 les ha pillado con la despensa llena. Así, según ha recordado De Hoyos, APAP ganó en Navidad un concurso gracias al cual Tiendanimal y Seur donaron 2.000 kilos de pienso para perros.

Las medidas de contención no han frenado la entrada de animales. Eso sí, en estrecha colaboración con Patrulla Verde de la Policía Local de León, solo se han registrado tres salidas durante el estado de alarma.

"Tenemos unos cachorros de mastín divinos", ha recordado en alusión a Bibi y Tadeo, rescatados de un contenedor de ropa en el mes de febrero.

Ahora, ante el acondicionamiento del pabellón polideportivo de San Esteban de la capital leonesa, para acoger a personas sintecho del municipio, Apap se hará cargo de la custodia de sus animales hasta que se levante el estado de alarma.

La protectora de León busca hogares de acogida para "adopciones permanentes"