lunes 16.09.2019
Unas 350 personas estaban en el templo cuando la descarga destruyó la espadaña e hizo volar cascotes a 200 metros

Un rayo deja 20 heridos en la iglesia de Prioro cuando se oficiaba un funeral

Cinco ambulancias y dos helicópteros evacuaron a las víctimas, dos de ellas en estado grave
Veinte personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, cuando un rayo cayó sobre la iglesia de Prioro en el momento en que casi todo el pueblo se encontraba en el funeral de una vecina. Unas 350 personas se concentraron en el templo a las 17.00 horas para asistir al entierro. El féretro fue sacado del coche e introducido en la iglesia dado que el temporal de lluvia y truenos impidió hacer el habitual responso fuera de la iglesia. Primero entraron los miembros de la cofradía a la que pertenecía la difunta y seguidamente el féretro y el resto de la gente. Eran las 17,05 horas cuando una fuerte explosión sorprendió a todos. La mayor parte de la gente aún estaba en el pórtico de la iglesia. Había caído un fuerte rayo. El humo comenzó a cubrir parte del edificio. La gente desconcertada empezó a salir mientras más de una treintena de personas yacían en el suelo. La gente empezó a auxiliar a los heridos, ya que la estampa era totalmente dantesca puesto que en la parte exterior de la entrada principal de la iglesia a parte de la gente herida, un total de dieciocho, el suelo estaba repleto de los restos de las piedras que conformaban la torre de la iglesia de Prioro que había sido destruida por el efecto de rayo. Calzado, paraguas y otros objetos aparecían por el suelo. El efecto de la explosión causada por el rayo fue tan fuerte que las personas que ya se encontraban en el interior de la iglesia fueron tumbados hacia atrás, especialmente a quienes se encontraban en la parte trasera del edificio donde están los contadores eléctricos. Se fue ayudando a los heridos mientras se esperaba la llegada de las ambulancias, del personal sanitario y de los servicios del 112. Los que presentaban lesiones más considerables fueron trasladados a las viviendas próximas, al consultorio médico y a la farmacia. El impacto del rayo fue también percibido por muchos vecinos desde sus casas que vieron como los restos de la torre de la iglesia se esparcían por un radio de doscientos metros a la redonda. Incluso grandes bloques de piedra alcanzaron la carretera principal. Tras la llegada de las asistencia médica, un total de cinco ambulancias, se inició la atención a los heridos. Por su parte efectivos de la Guardia Civil de Cistierna y Riaño establecieron un perímetro de seguridad entorno a la iglesia ante posibles derrumbes de la torre e incluso de mismo pórtico, cuyo tejado ha quedado muy dañado. Los tres heridos más graves o de mayor consideración fueron trasladados al Hospital de León en dos helicópteros y una ambulancia y posteriormente se realizó el traslado de todos los heridos. El efecto de rayo también causó muchos daños materiales especialmente a una veintena de vehículos que se encontraban aparcados en las inmediaciones de la iglesia. Aunque los mayores daños se registraron en la coche fúnebre que se encontraba en las proximidades de la puerta principal cuando se produjo la caída del rayo. La mayor parte del las cristaleras de la iglesia han quedado destrozadas y algunos edificios han sufrido las consecuencias de los trozos de piedras que desplazó la explosión causada por el rayo.

Un rayo deja 20 heridos en la iglesia de Prioro cuando se oficiaba un funeral
Comentarios