lunes 01.06.2020
Días duros para María Gascón

Recuperación en plena pandemia

La jugadora de baloncesto del Embutidos Pajariel, recién operada de su rodilla, no esconde su preocupación con la situación actual y con la Liga parada: «Mucha gente se está quedando sin recursos para seguir adelante»
María Gascón realiza los ejercicios para recuperarse de la lesión que padece en su domicilio de Sabadell. DL
María Gascón realiza los ejercicios para recuperarse de la lesión que padece en su domicilio de Sabadell. DL

La crisis del coronavirus está sembrando la crisis en todas las disciplinas deportivas. Y también en el baloncesto. La Liga Femenina se ha detenido y ha aplazado las jornadas de la fase regular. María Gascón, la joven jugadora del Embutidos Pajariel Bembibre, prosigue su recuperación en su ciudad natal de Sabadell.

Ante la incertidumbre sobre una decisión de la Federación Española de Baloncesto, gran parte de las jugadoras, más allá de haberse visto forzadas a parar, han decidido volver a sus casas. Muchas han rescindido sus contratos y otras se han ido con la condición de reincorporarse en caso de reiniciarse la competición. Es este último el caso del Embutidos Pajariel Bembibre, donde hay, además, un caso especial. María Gascón, que se lesionó en su rodilla en enero, ha visto cómo su proceso de recuperación ha tenido que variar su metodología.

Desde Sabadell, su localidad natal, la alero catalana del conjunto berciano explica cómo actuó tras la declaración de estado de alarma: «Hablé con el fisioterapeuta para ver cómo podríamos seguir con la recuperación. En vez de ir cada día, iría cada dos o tres y haría en casa ejercicios mañana y tarde para seguir recuperando la movilidad y coger fuerza. Al ser el primer mes después de la operación, es fundamental el trabajo para recuperar lo mejor posible la rodilla», resalta la barcelonesa, cuya rutina, según explica, «se está basando en levantarme sobre las nueve, estudiar o hacer prácticas de Derecho para la Universidad y hacer los ejercicios pautados para la rodilla. Además, aprovecho para ver alguna serie o película en familia», puntualiza.

El plan para su lesión

«Hablé con el fisioterapeuta para ir cada dos o tres días y hacer en casa otros ejercicios»

Desde su casa, cerca de Barcelona, Gascón asume que «la crisis se está viviendo un poco como en el resto del mundo. Con mucha preocupación por el coronavirus en sí, y también por los problemas que está ocasionando más allá del virus», argumenta la alero catalana, que añade que «aquí hay mucha gente infectada, gente cercana, y están siendo días duros. Además, al tener que quedarse en casa, muchos negocios están dejando de generar ingresos y mucha gente se está quedando sin recursos», lamenta la joven jugadora, que cree que «esto aún añade más desconcierto y preocupación a la que ya se tiene por la situación sanitaria».

Esa incertidumbre, sin duda, se traslada a la competición deportiva, ya que aún no se sabe cómo acabará la Liga Femenina cuando hay cuatro encuentros pendientes. Gascón espera una solución: «Estoy viendo semana a semana los comunicados aplazando las jornadas. Pienso que lo mejor es que se haga un comunicado informando sobre qué se va a hacer definitivamente con la Liga para tranquilizar a los clubes, ya que la gran mayoría de jugadoras extranjeras se encuentran en sus respectivos países», resume la catalana, que opina que «lo mejor sería dar por finalizada la temporada, tal y como han hecho otras ligas, ya que es muy difícil gestionar la vuelta de las jugadoras».

Su confinamiento

«Levantarme sobre las nueve, estudiar o hacer prácticas de Derecho y hacer ejercicios físicos»

Gascón, eso sí, desea que «se mantengan todos los equipos, ya que matemáticamente no había ningún descendido. Sea lo que sea lo que apruebe la Federación, merece el apoyo de todos, puesto que en una situación tan complicada es difícil gestionar cada decisión», subraya la alero del cuadro berciano, con la mente puesta ya en el próximo curso: «Pienso en la próxima temporada y recuperarme de la lesión».

Recuperación en plena pandemia