jueves. 08.12.2022

El coronavirus se ceba con la cultura. Es uno de los sectores que más tardará en recuperarse cuando pase la pesadilla que paraliza teatros, cines, rodajes, giras y conciertos, y que tiene en el aire la celebración de todo tipo de eventos.

A la espera de ayudas públicas, el sector contiene la respiración ante la más que previsible debacle estival y atisba su salvavidas en un otoño normalizado y sin virus. «Si no tenemos otoño, que el país se olvide de la cultura. La industria cultural puede desaparecer», advierte Jesús Cimarro, director del Festival de Teatro Clásico de Mérida. Como sus colegas, está a la espera de lo que determine Sanidad sobre la desescalada y los aforos.

Ninguno de los grandes festivales españoles se ha cancelado, pero saben que deben apostar por espectáculos más reducidos, renunciar a compañías internacionales o buscar nuevas fechas. En mayo tomarán decisiones cruciales.

Reprogramar festivales, teatro y música para otoño
Comentarios