sábado. 28.01.2023
JUAN MANUEL CASTRO
Ni el frio ni la intensa niebla pudo con las ganas de los Reyes Magos de visitar a los niños del valle de Sabero. Precedidos por sus pajes, que les guiaban con antorchas, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron montados a caballo hasta la Iglesia Parroquial, donde se celebró la misa y posterior adoración del niño Jesús.La comitiva real se dirigió luego al Ayuntamiento, desde cuyo balcón Melchor dirigió unas palabras a los numerosos niños que les escuchaban.

Sabero se echó a la calle pese a la niebla
Comentarios