miércoles 01.04.2020
El debate de las medidas

Sánchez: «No ha habido ni un día que haya dejado de actuar»

Casado apoya prorrogar el estado de alarma entre duras críticas
Pablo Casado interviene en el Pleno mientras el presidente Pedro Sánchez escucha desde su escaño. MARISCAL
Pablo Casado interviene en el Pleno mientras el presidente Pedro Sánchez escucha desde su escaño. MARISCAL

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, advirtió ayer que España deberá prepararse para «olas futuras» y tendrá que adelantarse a «futuras amenazas» una vez logre doblegar la curva hasta ahora ascendente de afectados por el Covid-19.

En el Pleno del Congreso, que anoche debatió la prórroga del estado de alarma por otros 15 días (al cierre de esta edición aún no se había votado, aunque cuenta con los apoyos suficientes), Sánchez defendió como estrictamente necesario continuar con el aislamiento social que impone el decreto, que incorpora una serie de excepciones porque, subrayó, es preciso también «guardar un muy difícil equilibrio» manteniendo una imprescindible actividad productiva que permita después reconstruir el país.

Hay que actuar «con bisturí para no amputar ningún nervio de nuestro organismos social que comprometa el propio sostenimiento de la población confinada o la ulterior recuperación de la población», defendió, mostrando su convencimiento de que esta «pesadilla concluirá pronto». Pero «mientras no se encuentre una vacuna, la mejor protección frente al coronavirus es cada uno de los ciudadanos aplicando medidas de distanciamiento social», indicó.

El presidente del Gobierno defiende el confinamiento y asegura que «la pesadilla acabará pronto»

Sánchez pidió a los grupos políticos «lealtad y unidad» e hizo un llamamiento a ser hoy «solidarios con Madrid», la comunidad con más casos, porque en el día de mañana habrá que serlo con Cataluña, la segunda autonomía más afectada.

Reivindicó también la gestión de su Ejecutivo ante la crisis del coronavirus, subrayando que «no ha habido un sólo día, una sola hora que haya dejado de actuar». Una actuación que busca, aclaró, reforzar el sistema sanitario, mitigar el daño económico generado por esta crisis y permitir la reconstrucción del país en el menor tiempo posible al tiempo que se protege a toda la ciudadanía.

En su intervención ante el Pleno del Congreso, que continuaba al cierre de esta edición, Sánchez quiso que sus primeras palabras fueran para quienes han perdido en esta crisis un ser querido o luchan por superar la enfermedad en los hospitales, como suele hacer en todas sus comparecencias públicas.

El líder del PP, Pablo Casado, dio su apoyo al jefe del Ejecutivo para prorrogar el estado de alarma hasta el 11 de abril, pero lo hizo entre duras críticas. Así, le acusó de «ineficacia» y de «negligencia» por no actuar antes, suspendido eventos multitudinarios como las manifestaciones del 8 de marzo. Afirmó que la intervención de Sánchez le deja «más preocupado» y le recalcó que el país no está «para más mítines ni manuales de resistencia» sino que los españoles necesitan «soluciones». «España está de luto y esto, señor Sánchez, no va bien», le espetó, tras recordar las últimas cifras de fallecidos y contagiados. El presidente del PP afirmó que los españoles están cumpliendo con los sacrificios pero el Gobierno no está «respondiendo a la altura de los esfuerzos».

Sánchez: «No ha habido ni un día que haya dejado de actuar»