jueves. 08.12.2022
La intervención del presidente

Sánchez anuncia un Instituto de Transición Justa para ayudar a las comarcas afectadas por el cierre de las cuencas

El candidato a la presidencia del Gobierno asegura que el diálogo es la única vía posible ante el conflicto catalán
2020010411045591703
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, hoy sábado, en el Congreso de los Diputados. JUAN CARLOS HIDALGO

El candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido a poner en marcha un Instituto de Transición Justa para ayudar a las comundidades afectadas por el cierre de la cuencas mineras y centrales nucleares.

Sánchez ha recordado que la reciente Cumbre del Clima celebrada en Madrid a principios de diciembre (COP25) "nos familiarizó con el gran debate que nos afecta como sociedad", en alusión al cambio climático, y a las "sequías e incendios que asolan a nuestros montes" o la "pérdida de biodiversidad", aspectos que, a juicio de Sánchez obedecen al hecho de que "el modelo de desarrolo es obsoleto y ha colapsado", y que "está arruinando el planeta en el que vivimos".

Por ello, ha argumentado que su Ejecutivo "estará en la primera línea con la transición ecológica, la protección de la biodiversidad y un trato digno a los animales" y se ha comprometido a aprobar la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, con unos "objetivos ambiciosos". Entre ellos, figura que en el 2050 toda la electricidad sea de origen 100% renovable.

Sánchez también ha indicado que se aprobará un plan integrado de Energía y Clima, con el que se reformará el mercado de electricidad con el fin de reducir la factura. "Cualquier accion tendrá como prioridad la transición justa en el nuevo modelo energético. No puede quedar nadie atrás ni haber perdedores", ha apostillado.

Además, ha indicado que se aprobará una Estrategia de Economía Circular para alcanzar el residuo cero en 2050 y los plásticos de un solo uso, entre otras medidas, todas ellas encaminadas al autoconsumo sin sobrecostes.

Sánchez ha hecho un llamamiento a proteger a los más vulnerables a través de la reforma del bono social y se ha comprometido a impulsar la Ley de Movilidad Sostenible, con ayudas al vehículo eléctrico, así como un Plan de Cercanias 2019-2025, entre otras medidas-

Por último, ha subrayado la importancia de la gestión del agua como "elemento capital" a través de la puesta en marcha de un Plan Nacional de Depuración, Saneamiento y Eficiencia, para que su acceso sea "un bien humano y no un bien mercantil".

Tampoco ha querido olvidar la gestión de los espacios naturales, al ampliar los espacios protegidos, o la creación de la Ley de Bienestar Animal, "una exigencia cada vez más clamorosa".

El final

Sánchez cerró su discurso en el Congreso reclamando a los grupos parlamentarios que no fomenten la división ni provoquen que la convivencia se resienta. "Eso también es patriotismo", ha dicho.

Antes de finalizar su intervención, que ha durado una hora y cincuenta minutos, Sánchez ha pedido "humildemente" a sus adversarios que "piensen en la gente" que ve el debate desde sus casas.

Les ha reclamado por eso que expongan su visión alternativa al programa que ha expuesto con "la pasión y convicción" que les dicte su conciencia, y ha asegurado que será un honor escucharles y debatir con ellos. Pero también les ha pedido que no contribuyan con sus palabras a que "la convivencia se resienta".

"No traslademos desde esta tribuna más división a la calle, más discordia a las empresas, más desencuentro a las familias. Eso también es patriotismo", ha dicho Sánchez concluyendo así su discurso.

Una intervención que se ha llevado el aplauso prolongado y en pie no sólo de la bancada socialista, también de la de Unidas Podemos, el partido con el PSOE va a conformar el Gobierno de coalición. Antes, Sánchez ha hablado de patriotismo en otro momento de su discurso en el que ha explicado lo que significa este concepto para su Gobierno. Ha considerado que "patriotismo significa amparar por igual a todos los españoles, en especial a las minorías y a los más vulnerables".

"Patriotismo significa exhibir con orgullo nuestros logros en derechos sociales; nuestra condición de pioneros en libertades civiles. Patriotismo significa desplazar del espacio público los símbolos que evocan un periodo de opresión y dictadura ejercida contra españoles por sus ideas o por su lengua", ha añadido.

Y ha prometido que el Gobierno que se conforme "enarbolará y hará honor a nuestra bandera, nuestras banderas, pero jamás se camuflará tras ellas para herir u oprimir a otros compatriotas".

Por otro lado, Sánchez admitía ser consciente de que muchos de los grupos de la Cámara no comparten las ideas que ha expuesto, pero ha subrayado que "eso no impide dialogar, alcanzar acuerdos y convivir a diario entre todas y todos".

Y ha insistido en su compromiso y el de la futura coalición de Gobierno progresista de hacer del diálogo "una herramienta que vuelva a reconciliar a la política con la calle.

La sociedad, ha añadido, ansía de los políticos "grandes acuerdos, grandes pactos y grandes consensos". "Que vuelva la cultura del acuerdo y se aleje la del enfrentamiento", ha apostillado.

Reforma laboral

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido en que derogará la reforma laboral aprobada por el PP y subirá el salario mínimo hasta alcanzar el 60% del salario medio a final de la legislatura, al tiempo que ha prometido prohibir por ley las amnistías fiscales. Durante el discurso de Sánchez en el primer día de debate de investidura en el Pleno del Congreso, el líder socialista ha garantizado también que las pensiones se revalorizarán con el IPC por ley y que se reformará la pensión de viudedad en el caso de las parejas sin vinculo matrimonial.

Ha apoyado un plan para la formación profesional con el fin de que haya 200.000 nuevas plazas en 2025. En este sentido, ha señalado que se impulsarán fórmulas flexibles con la participación de las empresas, agentes sociales y de las universidades y ha avanzado que se actualizarán 80 nuevas titulaciones para adaptarlas a la economía digital de cada sector productivo.

Sánchez ha hecho hincapié en la necesidad de un crecimiento económico sostenible con un empleo digno y estable y ha reiterado que "cree firmemente en el diálogo social y que se reconstruirán los consensos rotos" y "se derogará la reforma laboral de 2012".

"Hay consensos sobre cuestiones que hay que derogar en la reforma laboral que llevamos mucho tiempo arrastrando", ha dicho, al tiempo que también se crea un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI que refuerce la causalidad del despido y no facilite los despidos por absentismo laboral.

El líder del PSOE ha anunciado que planteará a todos los partidos un nuevo Pacto de Toledo que garantice la revalorización de las pensiones según el IPC real por ley y que aumente las pensiones mínimas y no contributivas.

sanchez

Ha prometido un ingreso mínimo vital que comenzará con un aumento de la prestación por hijo a cargo y que se extenderá posteriormente a todas las familias vulnerables o con ingresos bajos.

En materia de fraude laboral, Sánchez ha avanzado que habrá una "lucha sin cuartel" para que "nadie eluda sus obligaciones fiscales".

Ha aludido a una nueva ley de medidas de prevención contra el fraude fiscal y a una estrategia nacional que incluya actualizar los medios efectivos, la lista de paraísos fiscales, y la prohibición por ley de las amnistías fiscales.

Revisar el contrato de interinidad en el empleo público para evitar su uso abusivo y continuar con el plan de equiparación salarial de la Policía y de la Guardia Civil, son otras de las medidas económicas que ha planteado, después de incidir en que se subirá el IRPF a las rentas de más de 130.000 euros anuales sin aumentar la presión fiscal a las rentas medias.

No obstante, el candidato socialista ha señalado que el nuevo Gobierno de coalición será beligerante con el control del gasto para ser eficiente.

Fomentar la innovación, la industria y hacer de España una "nación emprendedora" son otros de los objetivos que ha indicado al señalar que los derechos de los autónomos se equipararán gradualmente con los de los trabajadores del régimen general.

El líder socialista ha apoyado un plan de rehabilitación de vivienda y ha abogado por implantar un índice de precios para frenar el alquiler abusivo en determinadas zonas de las ciudades, así como modificar el papel del denominado banco malo, la Sareb, para que tenga un papel más activo en el alquiler de vivienda social.

Salud y educación

Sánchez ha asegurado también que defenderá la economía social de mercado, "tal y como estipula la Constitución", pero ha advertido de que no cree en una sociedad de mercado. "No se pueden entregar al mercado bienes como la salud, como la educación, como la seguridad o como el porvenir y la vida, en definitiva, de las personas", ha recalcado al defender que entre los impulsos de la naturaleza humana están la generosidad, la solidaridad y la empatía, además de la persecución del interés personal.

Así, ha destacado que la coalición progresista de Gobierno que quiere liderar se define por la defensa de los servicios públicos, y recoge el valor de la justicia social para recortar las "desigualdades lacerantes" que sufre "buena parte" de la sociedad. En este sentido, ha recordado los 12 millones de personas que están en riesgo de exclusión social, la precariedad y pobreza de muchos trabajadores, en especial jóvenes y mujeres, la pobreza infantil, la baja natalidad y las dificultades de emancipación de los jóvenes y la necesidad de una redistribución.

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha prometido que el Gobierno de coalición progresista con Unidas Podemos impulsará medidas para elevar los ingresos de las rentas más bajas ante la creciente desigualdad consecuencia de la crisis, que "es corrosiva".

sanchez

Durante el discurso de Sánchez en el primer día de debate de investidura en el Pleno del Congreso, el candidato socialista a la Moncloa ha señalado la necesidad de redistribuir la riqueza y de que exista "justicia fiscal", ya que el "dinero no siempre está mejor en el bolsillo de los que poseen una fortuna, sino en los servicios públicos".

Sánchez ha hecho suyo el tradicional discurso de Podemos al defender lo público ante lo privado: "En las escuelas públicas, en los hospitales, en las vías que nos comunican o en las comisarías y juzgados que garantizan los derechos y las libertades".

Desigualdades

Sánchez ha sido tajante al señalar que la desigualdad "es corrosiva para el progreso y hay que elevar los ingresos más bajos", al tiempo que ha señalado: "Somos una sociedad y es falsa la concepción neoliberal que solo tiene en cuenta a los individuos. Lo público es lo que nos une".

"Los símbolos son importantes para los seres humanos, pero para nosotros son la educación o las pensiones y los impuestos que pagamos para costear todos los servicios públicos", ha incidido, tras insistir en que la derecha y la izquierda no distinguen entre los mayores y por eso ha prometido "renovar el Pacto de Toledo y revalorizar las pensiones respecto al coste de la vida".

Sobre el conflicto catalán

También ha subrayado que el diálogo es "la única vía posible" para resolver el "conflicto" catalán y ha señalado que dicho diálogo debe estar "amparado" por la Constitución. "Abramos un diálogo honesto amparado por la seguridad que otorga nuestro marco legal", ha dicho Sánchez en su discurso de investidura, en el que ha considerado que hay que dejar atrás la "judicialización del conflicto" y "retomar la senda de la política".

El presidente del Gobierno en funciones ha insistido en que es necesario recomenzar y retomar ese diálogo en el momento en el que "los caminos se separaron" y en que "los argumentos" de unos y otros "dejaron de escucharse". Ha considerado "innegables" los distintos sentimientos que hay en Cataluña y ha reconocido que en los últimos años ha habido un "abandono" e "incapacidad" por resolver este conflicto, que también ha justificado por las "debilidades y desgastes del sistema autonómico" que hay que "corregir".

Sánchez ha apelado asimismo al diálogo entre todas las fuerzas para resolver otros problemas que afectan a los ciudadanos y que "no distinguen entre izquierdas y derechas".

"No pediremos a nadie que renuncie a sus principios, solo que renuncien a su sectarismo", ha asegurado.

"No se va a romper España"

Pedro Sánchez ha comenzado su discurso de investidura en el Congreso afirmando: "No se va a romper España y no se va a romper la Constitución. Aquí lo que se va a romper es el bloqueo al Gobierno progresista elegido democráticamente por los españoles".

El candidato a la Presidencia del Gobierno ha empezado su primera intervención agradeciendo además a la ciudadanía su paciencia y su compromiso con la democracia tras dos elecciones generales y otros tres procesos en las urnas celebrados en el último año, y también a los socialistas por arroparlo.

Sánchez, ha defendido que "el PSOE es un partido español formado por compatriotas". Así lo ha asegurado desde la tribuna del Congreso, poco después de comenzar la sesión de investidura, y antes de avisar a la derecha de que "se equivoca al cuestionar el compromiso de la izquierda con España".

Sánchez también ha acusado a la "bancada de la derecha" de negarse a facilitar la gobernabilidad del país y ha criticado que anuncie los "peores presagios" para España y al tiempo "se niegue a evitarlos". No comparto sus terrores", ha dicho.

Sánchez anuncia un Instituto de Transición Justa para ayudar a las comarcas afectadas...
Comentarios