jueves 20/1/22

Uno de los gruesos más importante incluido en el proyecto de Presupuestos presentado ayer a las Cortes es el destinado a sanidad. La consejería prevé inversiones por más de 27 millones de euros, al margen del gasto ordinario y extraordinario que genera la atención.

Quizá el capítulo más relevante es el que hace mención al gasto consignado para nuevos centros de salud. Entran en este paquete los 2,6 millones del Ejido, los 1,5 millones de Sahagún, los 1,6 millones de San Andrés y tan sólo 81.500 euros para el de Villaquilambre. Con estos presupuestos se garantiza la continuidad de la construcción de estos consultorios ampliamente demandados por parte de los usuarios. Sólo el de la capital leonesa absorberá 20.000 tarjetas de José Aguado.

Además de estas reservas de gasto, la Junta ha previsto 9,6 millones de euros para equipar los dos hospitales, el de León y el Bierzo. Además de esta inversión está previsto un gasto de 3,8 millones de euros en obras en estos hospitales y 2,6 millones más para adaptar las instalaciones del Complejo Hospitalario de León a la alta tecnología donada por Amancio Ortega, caso de la construcción de un búnker junto a Urgencias para ubicar el acelerador lineal que ampliará el nivel de los tratamientos contra el cáncer.

Además de todas estas cantidades hay otros tres millones de euros que se gastarán en sanidad y que procederán del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Entre otras inversiones, este sector acapara también la primera partida destinada a la unidad satélite de radioterapia del Hospital del Bierzo, que no alcanza ni siquiera los 60.000 euros. Menos aún (40.000 euros) recibe el centro de salud comprometido en Ponferrada.

Al margen del gasto en nuevas infraestructuras, la Junta tiene consignados decenas de millones toda la comunidad para abordar la reforma sanitaria a emprender en cuanto la pandemia lo permita. No aparecen en estas partidas, por ejemplo, fondos destinados a servicios del Hospital a los que se les había prometido dinero. El caso más flagrante es la reforma de Urgencias. La primera fase ya está acabada y sin entrar en servicio medio año después, mientras que nada se sabe de la segunda fase de esta obra.

Sanidad renueva su compromiso con centros de salud y la modernización de los hospitales
Comentarios