lunes 01.06.2020
w CACABELOS w El ex regidor popular confirma que permanecerá al frente de su grupo en la oposición

Sergio Álvarez recibe el apoyo de ACC e IU para desbancar a Adolfo Canedo

El PSOE recupera la Villa del Cúa tras un Pleno con ambiente hostil contra el PP .
Sergio Álvarez recibe el apoyo de ACC e IU para desbancar a Adolfo Canedo

El Pleno de investidura celebrado ayer en Cacabelos volvió a sacar a la luz el ambiente de crispación que se respira en la Villa del Cúa en los últimos años. Con un salón de sesiones lleno hasta la bandera, con un público preparado para estallar a la mínima oportunidad que se le presentase. Y esta llegó en el momento en el que el hasta ayer regidor cacabelense, el popular Adolfo Canedo, tomó su turno de palabra para defender su candidatura a la Alcaldía.

Gritos, abucheos e incluso algún insulto, y más de una recriminación por utilizar su turno de palabra para defender su gestión durante cuatro años y volver a ofrecer un gobierno desde el Pleno, elevaron la tensión que no desaparecería hasta el final de la sesión. Entonces, el ya ex regidor abandonó el salón de plenos teniendo que requerir a un agente de la policía municipal para que abriera paso. Un colofón a una sesión en la que el socialista Sergio Álvarez se hacía con la Alcaldía al lograr el apoyo de sus cinco concejales, que, sumados a los de Izquierda Unidad y Alternativa Ciudadana, le dieron la mayoría necesaria para superar a los seis votos populares que respaldaron a su candidato.

Sergio Álvarez, a la conclusión de la sesión apuntó que buscará con los concejales de IU y ACC un «grupo de consenso para tener un gobierno estable hasta el final», si bien apuntó que hasta el momento el acuerdo sólo se circunscribía a la elección de alcalde y que en las próximas semanas volverá a ofrecerles la opción de entrar en la acción de gobierno.

La concejala de IU, Susana Vila, apuntó en su turno de intervención que «hoy Izquierda Unida vuelve a tener voz y voto en el Ayuntamiento de Cacabelos», con lo que marcaba distancias con el comportamiento de las dos ediles que resultaron elegidas en los comicios de 2011 y que, tras permitir el gobierno del PP, finalmente abandonarían la coalición de izquierdas.

Por su parte Adolfo Canedo, lamentó que «la unión de los partidos que perdieron las elecciones no deje gobernar al partido que obtuvo más votos», a la vez que anunciaba su intención de seguir al frente del grupo popular desde la oposición «con el objetivo de seguir intentando aclarar la situación tan oscura que vivió Cacabelos del año 2003 a 2007, pues hoy se reproduce en el salón de plenos el mismo acto que en 2003, cuando el PP había ganado las elecciones y no pudo gobernar por un pacto entre el PSOE e IU».

Tras abandonar el salón de sesiones, el público se agolpó a las puertas del consistorio cacabenlense para asistir al que el candidato socialista había anunciado que sería su primera acción de gobierno: retirar la plaza reservada frente al ayuntamiento para el estacionamiento del vehículo del alcalde. Un acto que fue recibió con júbilo por los asistentes y con el disparo de bombas de gran palenque al cielo cacabelense.

Sergio Álvarez recibe el apoyo de ACC e IU para desbancar a Adolfo Canedo