jueves. 02.02.2023
Si el municipio de Folgoso de la Ribera, con la pérdida de casi un 20% de sus habitantes de derecho, encabeza la lista de la sangría demográfica de la provincia, el de Villamoratiel de las Matas se convierte, en términos relativos, en el ayuntamiento que más vecinos gana en la provincia. Sus escasos habitantes han hecho que con tan sólo 20 nuevos empadronamientos aumente el 11,4%. Las cifras de la última revisión del padrón no son optimistas,: crece la población en 35 municipios (el 16,5% de 211) -10 de ellos en la comarca del Bierzo- y en los otros se mantienen pérdidas, incluso en cabeceras de comarca que hasta ahora habían experimentado tendencias a la alta, como Astorga, La Bañeza y Valencia de Don Juan. Entre los que crecen, en el alfoz destaca Sariegos cuyo aumento relativo de vecinos es del 7,5%, seguido de Villaquilambre, con un 6,4% más de habitantes, San Andrés del Rabanedo que, con casi 1.500 habitantes más, crece el 5,8% y Garrafe de Torío que, con tan sólo 64 habitantes más, crece el 5,4%. Arganza y Cacabelos tienen 3,9% y 3,8% habitantes más que la revisión del padrón del 2002; Brazuelo, un 2%, algo más que Camponaraya que con 34 empadronados más, consigue un alza del 1%, mientras que Cármenes con 10 se sitúa en el 2,4% más. Onzonilla con 38 hjabitantes crece el 2,5%; más que Ponferrada, que para subir el 1,5% ha tenido que empadronar a 980 habitantes más que en el anterior censo. Valverde de la Virgen crece el 2,7%, casi lo mismo que Maraña que con sólo 5 habitantes logra situarse en el 2,9% por encima de la anterior revisión. Gordoncillo, con 13 más, crece el 2,2%. Siguen igual Valverde-Enrique, Quintana del Marco, Villamartín de Don Sancho, Molinaseca y Borrenes.

Sólo el 16,5% de los municipios de los 211 logran nuevos empadronados
Comentarios