viernes 05.06.2020

Tres trabajadores de la residencia de Caboalles de Abajo dan positivo en el Covid-19

Los siete empleados del centro decidieron encerrarse en El Roble para no propagar más el virus

La Junta interviene otra residencia en Ciudad Rodrigo

Los trabajadores confinados en la residencia de Caboalles de Abajo, DL
Los trabajadores confinados en la residencia de Caboalles de Abajo, DL

Tres trabajadores de los siete que decidieron de forma voluntaria encerrarse en la residencia El Roble en la pedanía lacianiega de Caboalles de Abajo con sus residentes, han dado positivo en el Covid-19, según los resultados que arrojan las pruebasque les realizaron el pasado lunes por lo que tendrán que ser reemplazados. El anuncio ha sido realizado por el alcalde de Villablino, Mario Rivas, quien ha asegurado que a partir de este momento, la residencia queda intervenida por parte de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León. La medida, la primera de este tipo que se toma en la provincia de León, se debe a la necesidad de “garantizar la estabilidad de esta residencia, algo que creemos que es necesario debido a la situación tan peculiar” que vive el centro de la tercera edad. Rivas ha recordado que  el 96 por ciento de los residentes están infectados por coronavirus, un contagio que, según se ha conocido hoy, afecta también al  50 por ciento de los trabajadores.  La Gerencia de Servicios Sociales ha procedido a la contratación de cinco nuevos trabajadores en la especialidad de gericultores, a través de una empresa externa.

Los trabajadores permanecían confinados junto a los residentes desde el pasado jueves, cuando decidieron no retornar a sus domicilios para facilitar la atención de los mayores y no poner en peligro a sus familias.

También en Salamanca

La Junta ha intervenido a última hora de la tarde el centro privado 'Caracillo' en Ciudad Rodrigo (Salamanca) y ha reubicado a una treintena de personas, sin síntomas compatibles con Covid-19, a la residencia privada 'Montevideo' de Salamanca para aligerar así la carga asistencial del centro mirobrigense y poder dispensar la atención a los mayores con la plantilla actual.

La decisión se ha tomado por la falta de personal detectada en el centro, que cuenta con un total de 74 residentes, la Junta ha decidido adoptar una serie de medidas para garantizar la adecuada atención a los mayores. 

Tres trabajadores de la residencia de Caboalles de Abajo dan positivo en el Covid-19