domingo. 05.02.2023
PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

El tren de la inversión estatal frena en seco en León, con 179 millones este año

El Gobierno reduce casi a la mitad los fondos para la provincia, con el argumento de que tienen que ejecutarse en apenas medio ejercicio LAV y carreteras sostienen un presupuesto que aplaza los regadíos y olvida otros proyectos comprometidos

maría j. muñiz | león

Más allá de la austeridad presupuestaria impuesta durante los ejercicios de la crisis, y muy lejos de las esperanzas puestas en la recuperación económica, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado ayer para este año al Congreso de los Diputados por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dibuja para la provincia de León un panorama inversor que en términos económicos se retrotrae a las propuestas de hace casi quince años (concretamente de 2003) y que divide por cuatro el punto álgido de la apuesta estatal por el desarrollo de las infraestructuras en León, que se registró en 2010. Las cuentas públicas propuestas ayer por el Gobierno tienen que ser sometidas a la tramitación parlamentaria, ahora sin mayoría absoluta, lo que abre la puerta a la negociación en el reparto definitivo de los fondos públicos.

El plan de inversiones del Gobierno central prevé, en el apartado de presupuestos provincializados, destinar algo más de 179 millones de euros a la provincia de León. Es un 42% inferior al último presupuesto presentado, en el verano de 2015. El parón inversor registrado durante casi un año por la falta de Gobierno, y la puesta en marcha de nuevo del engranaje para fijar las inversiones a realizar, hace que las cuentas que ahora se presentan, y que aún tienen un largo trámite para ser aprobadas definitivamente, se limiten de hecho a proyectos a realizar en la segunda mitad del ejercicio actual. Es la explicación que desde el PP de León argumentan para justificar el drástico recorte en los fondos públicos que se destinan a los muchos proyectos pendientes de presupuesto en la provincia.

Ferroviarias

De nuevo la mayor partida presupuestaria en las inversiones previstas en la provincia corresponde a las obras del tren de alta velocidad, aunque las obras pendientes distan con mucho de las inversiones de ejercicios anteriores. Adif-Alta Velocidad tiene presupuestados para este año en la provinci 96,3 millones de euros, de los que 60,257 millones corresponden a la Variante de Pajares; y otros 34,6 millones a la línea que transcurre entre Venta de Baños, Palencia, León y Asturias.

La línea de alta velocidad entre Ponferrada y Monforte, aún en fase de estudio, no tiene ni un euro presupuestado este año.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias prevé también una inversión de 12,5 millones de euros en la provincia, de la que algo más de 9 millones se destinan a las obras del ferrocarril de vía estrecha (Feve); y el resto sobre todo a actuaciones en infraestructura y en instalaciones de seguridad y electrificación; además de renovación y mejora de líneas.

En el apartado ferroviario Renfe Operadora destina 3,5 millones de euros al plan de grandes reparaciones, el de accesibilidad de trenes y el de equipamiento de talleres, entre sus principales apartados inversores.

La Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento es otro de los departamentos tradicionalmente más inversores en la provincia. La autovía León-Valladolid (A-60) suma buena parte del presupuesto destinado por el departamento que dirige Íñigo de la Serna para este año: contempla 3,23 millones para los 27 kilómetros del tramo Santas Martas-León; y otros 500.000 euros para avanzar en los 93 kilómetros del tramo entre Villanubla y Santas Martas.

Por carretera

La Ronda Este de León está también contemplada en las inversiones previstas por el Gobierno central: el cierre de la circunvalación de León (a ejecutar hasta 2021) aporta este año 500.000 euros del total de 30,6 millones de euros en los que tiene previsto su coste total.

Por otro lado, el convenio con el Ayuntamiento de León para el acceso de la Ronda Este desde Carbajal (un tramo de 1,2 kilómetros) ejecutará este año la mitad de su presupuesto, 2,4 millones de euros, y aplaza a 2020 el resto de la inversión.

La reordenación de las glorietas de la Ronda Este ejecutará este año el total de su presupuesto, que no se realizó en el ejercicio pasado: 1,37 millones. Y los pasos inferiores de esta LE-20 cuentan con una partida de 150.720 euros.

Está prevista también la inversión de casi 462.000 euros para realizar el tramo Requejo-Vega de Cascallá de la A-76; y otros 245.000 euros para acabar los siete kilómetros del tramo entre Villamartín de la Abadía y Requejo.

El departamento de Carreteras tiene previsto también un gasto de 246.900 euros en la mejora de la intersección en la N-VI entre Carracedelo y Villadecanes; y algo más de 49.000 euros en el acondicionamiento de las variantes de Mansilla de las Mulas y Cistierna, en la N-625, en un tramo de 44 kilómetros.

Dentro del apartado de carreteras la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre (Seittsa) prevé invertir 715.000 euros en la reparación del paso sobre el ferrocarril en la N-630 en Villamanín.

Como es habitual, las partidas destinadas a las actuaciones de conservación de las carreteras (12,89 millones) y seguridad vial (2,8 millones) se llevan un importante pellizco del presupuesto destinado a las infraestructuras de transporte terrestre.

Regadíos

Uno de los grandes fiascos de las inversiones previstas en la provincia para el actual ejercicio es el que se refiere a la marcha de los proyectos de regadíos. La sociedad Seiasa destina apenas 13 millones de euros a las obras de los distintos sectores del canal de Páramo, y deja sin partida presupuestaria (y en la mayoría de los casos sin planificación plurianual prevista) al resto de las obras de esta infraestructura agrícola.

Las infraestructuras hidráulicas de la cuenca Miño-Sil se llevarán un millón de euros, y reservan dos millones para cada uno de los tres ejercicios siguientes en la planificación plurianual.

Las obras de ordenación de los parques naturales se reservan casi dos millones de euros; y la sucesión de actuaciones relacionadas con las aguas, control de cauces, reposición de infraestructuras hidráulicas, seguridad de presas, etc. suman un buen número de proyectos que en conjunto acumulan una inversión destacada en materia medioambiental en toda la provincia.

El tren de la inversión estatal frena en seco en León, con 179 millones este año
Comentarios