martes. 05.07.2022
Ciencia

La Universidad retoma su actividad con la incorporación de los científicos

La institución mantiene el teletrabajo para los investigadores de ciencias no experimentales
Investigadoras de Tecnología de los Alimentos, entre las primeras en regresar a los laboratorios de Veterinaria. FERNANDO OTERO

Los primeros investigadores regresaron ayer a sus laboratorios de la Universidad de León para continuar con sus proyectos. Aunque en algunas líneas de investigaciones se puede mantener el teletrabajo —como en las ciencias sociales o en Humanidades— los implicados en proyectos de ciencias más experimentales pudieron volver a ponerse ayer la bata para reactivar sus trabajos, eso sí, sumando las nuevas medidas de seguridad que exige el coronavirus.

El vicerrector de Investigación, Carlos Polanco, recuerda que en la Universidad de León hay más de un millar de investigadores (945 PDI más 145 contratados) y que la incorporación será «progresiva» y cumpliendo los horarios, «con turnos diarios o las rotaciones para que no coincidan más de dos personas por estancia». Ayer fue una primera toma de contacto y en Ingenierías, Hilde Pérez, directora del Departamento de Mecánica, Informática y Aeroespacial, explica que los primeros en llegar a los laboratorios fueron los técnicos, «para comprobar que todo está en orden».

En las escuelas y facultades de los campus se han colgado carteles para recordar a los miembros de la comunidad universitaria qué medidas deben tomarse a partir de ahora como consecuencia del coronavirus. «En la fase 2 todos ya podremos estar trabajando, así que también se está preparado todo», añadió Pérez.

Nueva organización

En los espacios pequeños deberán organizarse turnos de trabajo para mantener la distancia

Las aulas continúan cerradas y las clases a los universitarios siguen siendo telemáticas. De momento, sólo se han incorporado a sus puestos los investigadores, que organizados por cada responsable de los grupos llegarán a sus puestos por turnos, ya que en los espacios compartidos será de un máximo del 50% y con carácter rotatorio siempre que se requiera la presencialidad para que se pueda mantener una distancia de separación de 2 metros.

Todos los centros universitarios permanecerán cerrados, excepto para los servicios de atención al público y préstamo de libros, (ambas actividades condicionadas a la instalación de mamparas protectoras en los mostradores) y además, se habilitarán puertas de entrada y de salida señalizadas. Todo el personal ajeno a la Universidad de León deberá realizar las entregas en los recibidores o vestíbulos de entrada, en donde serán atendidos por el destinatario o el conserje, ya que no podrán entrar en el resto de las instalaciones.

La Universidad de León ha repartido mascarillas en las conserjerías (cuyo uso será obligatorio en el interior de los edificios) y desinfectantes para manos y ha organizado medidas para favorecer la conciliación laboral y familiar.

La Universidad retoma su actividad con la incorporación de los científicos
Comentarios