martes 28/9/21

La vacuna llegó en taxi

En la residencia Domus Vi. DL

Este año no hay carreras de San Silvestre. Pero ayer se celebró en León la carrera de la ‘santa vacuna’ persiguiendo al covid-19. En un fin de año atropellado por la pandemia, la alegría quiso colarse en un amanecer no tan helado como las neveras donde van las vacunas, pero tan frío como cabe esperar en un diciembre leonés. Siete taxis en batería y un coche de policía rondando flanqueaban las puertas de la Delegación Territorial de la Junta en León antes del amanecer. El frío helaba el aliento, cuando empezaron a verse los reflejos los reflejos anaranjados de los sanitarios. Iban a recoger las vacunas, más heladas aún que el día, al Servicio Territorial de Sanidad. No lo tuvieron fácil para acceder al edificio. Como si de un secreto se tratara, el vigilante no había sido advertido del dispositio organizado por Atención Primaria para la custoria de las 2.925 vacunas contra el covid-19 asignadas a León en la primera remesa. Solucionado el entuerto, que requirió la presencia de la jefa de Sanidad, se puso en marcha la operación vacuna. Cada pareja de enfermería recibió su bolsa térmica especial con los viales asignados de la vacuna y una bolsa con las jeringuillas y el nombre de la residencia asignada. Los taxis, contratados por la Consejería de Fomento, hicieron parada en la Gerencia de Atención Primaria para recoger el material fungible —algunos dispusieron de ordenador y otros no— y se pusieron en marcha. Las primeras vacunas se inyectaron pasadas las nueve de la mañana. Más de un centenar de personas, entre personal sanitario de los equipos covid, centros de salud y residencias, dieron ayer el soporte a la operación para acelerar la inmunización de las personas más vulnerables de la provincia. Se vivieron momentos memorables. Parecía una fiesta, después de tantos meses de resistencia. «¡Qué suerte, José!, «¡Eres el primero», vitorearon entre aplausos al primer vacunado en la residencia Nuestra Señora del Buen Consejo de La Pola de Gordón. Hasta la montaña, nevada, testigo muda del acontecimiento, parecía brillar de un modo especial en esta mañana de diciembre, a los pies de un fin de año tan deseado como el fin de la pandemia. Cerca de 2.000 personas quedaron vacunadas en León y casi quinientas en El Bierzo. El próximo lunes, ya en año nuevo, llegará una nueva remesa y así hasta mediados de marzo. Habrá 26.000 personas vacunadas en León. Si no cambian los planes. Porque con el covid, todo es flexible, dinámico y cambiante. Ayer mismo cambiaron a Illa por Darías.

La vacuna llegó en taxi
Comentarios