miércoles 01.04.2020
Sanidad

Valle de la Valduerna, abierta de nuevo tras el confinamiento

Valle de Valduerna quedó ayer libre del control de la Guardia Civil. RAMIRO
Valle de Valduerna quedó ayer libre del control de la Guardia Civil. RAMIRO

Poco a poco, Valle de la Valduerna va volviendo a la calma tras días convulsos. La movilidad en la pedanía de Villamontán de la Valduerna vuelve a estar abierta tras el levantamiento del confinamiento realizado por la Guardia Civil desde el pasado sábado hasta última hora de la tarde del lunes a raíz de un contagio masivo de coronavirus entre los vecinos del pueblo dejando cerca de una treintena de afectados.

La vuelta a la normalidad en Valle de la Valduerna es posible gracias a los trabajos realizados por la Unidad Militar de Emergencias (UME) para desinfectar cada rincón de la localidad, según afirmó ayer a este periódico el alcalde del municipio, Antonio Fuertes, lo que permitió que Guardia Civil dejara de vigilar las entradas del pueblo para controlar que no hubiera ningún movimiento y evitar la propagación del virus a otros lugares.

Por ello, los vecinos de Valle, en cuarentena en sus casas, recuperan la calma como pueden tras varios días sin poder entrar ni salir del pueblo nadie. Las sospechas apuntan a que el Covid-19 se pudo propagar en el velatorio de un funeral en Castrotierra de la Valduerna —pedanía de Riego de la Vega— el pasado 8 de marzo a la que asistieron personas de toda la comarca, así como gente llegada desde Madrid, que además compartieron un momento de reunión en el bar del citado pueblo.

Unas sospechas que fueron ayer confirmadas por la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, durante una rueda de prensa para analizar la situación sanitaria en la Comunidad, que explicó que el 21 de marzo la autoridad sanitaria solicitó a la Subdelegación del Gobierno en León que se extremaran las precauciones porque había unos quince casos afectados en Valle de la Valduerna. No obstante, no especificó el número de casos positivos que hay en dicha localidad.

Los síntomas del virus no llegaron hasta la semana pasada entre la treintena de los contagiados que asistieron al funeral, sobre todo entre los vecinos de Valle con cerca de una treintena de afectados, aunque con algunos casos también en Fresno, Villamontán y Castrotierra. Por el momento, todos ellos siguen aislados y en cuarentena en sus hogares para tratar de frenar la propagación del coronavirus.

Además de la actuación de la UME, que también acudió ayer a desinfectar Fresno de la Valduerna, habitantes de Villamontán y Fresno con sus tractores y sulfatadoras realizaron labores de desinfección en dichos pueblos; mientras que el Ayuntamiento de la Vega siguió los mismos pasos actuando y los agricultores llevaron a cabo tareas de desinfección en Castrotierra y en el resto de pedanías del municipio.

Tras tres días sin poder salir de sus casas, los vecinos de Valle de la Valduerna que no se encuentran afectados ya han podido volver en parte a la normalidad —cumpliendo las medidas del estado de alarma decretado por el Gobierno— y ayer pudieron ir a comprar de nuevo a La Bañeza en algunos casos, puesto que en la localidad no hay ninguna tienda de alimentación y en estos tres días prácticamente la Guardia Civil solo ha permitido la entrada al panadero. Por el momento, la intención del alcalde es seguir desinfectando con la ayuda vecinal todas las pedanías del municipio.

Valle de la Valduerna, abierta de nuevo tras el confinamiento