miércoles 01.04.2020
Nuria del Campo | Servicio de limpieza del hospital

"Vamos bien equipadas y desinfectándolo todo"

DL
DL

Quiero ser positiva», dice Nuria del Campo, una trabajadora del servicio de limpieza del Hospital de León que con la llegada del coronavirus ha sido trasladada de la planta tercera a Urgencias. Ahora se encarga del ala de este servicio por el que pasan todas las personas que muestran síntomas de tener el coronavirus. «Nada más entrar, nos dan un quit completo y nos encargamos de desinfectar tanto las zonas como las sillas o las camillas que se usan», explica esta mujer que se emociona cuando recuerda que, cuando alguien da positivo, «informan a las familias que se tienen que ir, que no pueden tener contacto con el paciente. Eso es duro, éste es el virus de la soledad». Ascensores, zonas comunes, la sala de rayos o de resonancias, los box donde se hacen los triajes, las puertas de las habitaciones, la zona de urgencias... «hacemos todo el recorrido y seguimos un protocolo de seguiridad», precisa.

«Al principio se me caían hasta las lágrimas, a ver si esto de quedarse en casa empieza a hacer efecto y pasamos ese pico que dicen que tenemos que pasar», apunta, para explicar que ella ahora vive sola, que su hija está trabajando en Madrid. «Casi mejor estar sola. Cuando llegas a casa sólo piensas en ducharte, cambiarte y desconectar», precisa para explicar que ayer, tras llegar a casa y salir de la ducha, se dio cuenta de que tenían la marca de la mascarilla en la nariz.

"Vamos bien equipadas y desinfectándolo todo"