lunes. 27.06.2022
                      Claudía Díaz, camarera del bar Moderno, vendió el décimo premiado a uno de los clientes habituales del establecimiento. L. DE LA MATA
Claudía Díaz, camarera del bar Moderno, vendió el décimo premiado a uno de los clientes habituales del establecimiento. L. DE LA MATA

El bar Moderno de Columbrianos, que además de servir cañas y cafés también es administración de lotería en el extrarradio de Ponferrada, le alegró ayer las Navidades a uno de sus clientes de toda la vida. «Le va a hacer muy feliz y estoy segura de que le hace falta el dinero», decía, Claudía Díaz, la camarera que le vendió el décimo premiado con uno de los dos cuartos premios del Sorteo de la Lotería Nacional —20.000 euros para el billete del número 42.883— a los pocos minutos de que saliera la bola afortunada en el bombo.

Díaz, que atendía a los periodistas por teléfono y detrás de la barra del bar Moderno. prefirió no decir el nombre del ganador, pero ayer recordaba cómo hace un mes le pidió un décimo, con la única condición de que acabara en tres. Y así ha sido cómo el 42.883, uno el premio más repartido del sorteo —se vendió en 127 administraciones distintas repartidas por todo el territorio nacional, según informó el organismo de Loterías y Apuestas del Estado—, ha acabado por dejar una brizna de suerte en la pedanía del municipio de Ponferrada. En el resto de la comarca, los jugadores tendrán que acostumbrarse a cobrar poco más que pedreas y terminaciones.

Díaz no aclaró, en cualquier caso, si el agraciado ha sido uno de los parroquianos que ayer mismo tomaba una consumición en el momento en que salió el número afortunado y se marchó inmediatamente del establecimiento. La camarera que ha sido mediadora de la suerte, en cualquier caso, estaba convencida de que el cliente afortunado se acabara pasando por el bar Moderno, incluso le dejará alguna propina para agradecérselo.

El Bar Moderno da suerte

No es la primera vez que el Bar Moderno de Columbrianos, todo un clásico en la localidad, reparte un premio en el Sorteo de la Lotería Nacional. Claudia Díaz, que ayer posaba con el número agraciado escrito en una cartulina, como manda la tradición, recordó que en otras ocasiones ha repartido otro cuarto premio y un quinto premio también. Aunque la mañana terminó por frustrar las expectativas de recibir otro pellizco de la suerte, en el momento de salir el primero de los cuartos premios, Claudia Díaz todavía tenía esperanzas de que el periodista de este diario regresara antes de que terminara el sorteo. «¡A ver si vuelves dentro de un rato porque ha tocado el gordo!», se despedía.

Un vecino de Columbrianos se lleva 20.000 euros del cuarto premio
Comentarios