lunes. 28.11.2022

El piloto del primer vuelo experimental fue un androide bautizado como Ironman por parte de sus creadores de la Universidad Jaume I de Castellón. La experiencia tuvo lugar en el aeródromo militar de La Virgen del Camino el pasado 29 de mayo. El equipo de Zero2infinity se encontró con unas condiciones de viento particularmente fuertes y, en consecuencia, tuvo que finalizar prematuramente el ensayo con el Microbloon 2.0, un vehículo presurizado de dos metros de diámetro que han diseñado como prototipo a escala del Bloon comercial.

El objetivo final del ensayo era validar el procedimiento del lanzamiento. De haberse dado las condiciones, hubieran realizado pruebas robóticas y del sistema de soporte de vida para preparar los vuelos tripulados futuros, tanto científicos, como tecnológicos y turísticos. «Durante el inflado del globo, de 36.000 metros cúbicos, hasta su suelta desde el carrete, todas las actividades del lanzamiento iban sobre ruedas y los sistemas de vuelo funcionaban al cien por cien», relatan fuentes del equipo. Pero justo antes del despegue, una fuerte ráfaga de viento convirtió el globo en una vela y lo retorció. Aunque inicialmente parecía que no había sufrido daños, el sistema sólo pudo ascender unos cinco metros. Inmediatamente empezó a descender y el fuerte viento desplazó el globo unos metros más allá de la pista, donde fue frenado por la vegetación.

Tanto la cápsula como el androide disfrutaron de un vuelo bastante más corto de lo previsto, pero ya han sido reconfigurados para las pruebas que se llevarán a cabo en León en los próximos días. «El equipo está ahora analizando los datos obtenidos por los sensores, así como documentando la experiencia de todas las personas involucradas para maximizar completamente el valor del ensayo y preparar el siguiente», en palabras de López Urdiales. «Aunque acabamos de hacer un sprint —dijo—, estamos aquí para correr la maratón. Lo que hemos conseguido con los recursos y el tiempo del que hemos dispuesto hasta ahora es simplemente inaudito», añadió el ingeniero creador del programa Bloon.

El viento frustró la primera prueba tripulada por el robot ‘Ironman’
Comentarios