viernes. 03.02.2023
La candidata del PP sólo tuvo tres votos, el del PSOE no se presentó y los leonesistas renunciaron uno por uno a la alcaldía

Villaquilambre afronta la legislatura con un alcalde en funciones y en minoría

Lázaro García Bayón seguirá como regidor, pero interino, durante el resto del mandato.
  • Miguel Eugenio Hid
El leonesista Lázaro García Bayón seguirá siendo el alcalde de Villaquilambre, aunque ostentará el cargo en funciones, a pesar de haber cesado tras no recabar el apoyo de la mayoría de la corproación en una moción de confianza a la que él mismo se sometió. Esta anormal situación en la que este ayuntamiento del alfoz de León deberá afrontar los tres años y medio que restan de legislatura se produjo después de que el pleno de ayer fuera incapaz de designar un sustituto para el regidor cesado. La Ley establece que el nuevo alcalde debe contar con el apoyo mayoritario del pleno y, en caso de no conseguirlo ninguno, pasaría a ser designado automáticamente el cabeza de la lista más votada, que al ser el propio regidor cesado, correría el turno al número dos de la candidatura de la UPL, Eleuterio González Toribio. El portavoz del PSOE, Miguel Eugenio Hidalgo, renunció a presentar candidato con el argumento de que su grupo quiere que gobierne la UPL, como lista más votada, pero que lo haga en minoría, consensuando sus propuestas antes del pleno. La portavoz del PP, María Isabel Lorenzana, sí se postuló como candidata, pero sólo obtuvo los tres votos de su grupo frente a los nueve que necesitaba para ser designada alcaldesa. Ante esta situación, la secretaria de la corporación procedió a nombrar alcalde al número dos de la lista de la UPL, Eleuterio González Toribio, pero éste renunció al cargo con el argumento de que él se presentó a las elecciones con la intención de ostentar una concejalía, «pero en ningún caso se me ha pasado por la cabeza ser alcalde», señaló, al tiempo que responsabilizó de la situación que se ha generado en la corporación a los concejales del PP y del PSOE por haber impuesto dos mociones en contra de la voluntad del equipo de gobierno, lo que dio origen a la moción de confianza. A la renuncia de González Toribio le siguieron, sucesivamente y con justificaciones prácticamente idénticas, las de los demás concejales de la UPL: Jesús García Flórez, Vicente Álvarez Flórez, Juan González García, Milagros Gordaliza Valbuena, María del Pilar Reguero y Eliodoro García Gómez. Al no obtener ningún candidato los apoyos suficientes para ser elegido alcalde, ni estar dispuesto a asumir el cargo ninguno de los concejales de la lista más votada, se da la paradoja de que Lázaro García Bayón será el alcalde en funciones pese a haber cesado como alcalde tras perder la moción de confianza a la que él mismo se sometió. El presupuesto será la clave El ahora regidor interino agradeció a sus compañeros de la UPL la confianza que han depositado en él y justificó la actuación de su grupo en que, a su entender, si el PP y el PSOE consiguieron ponerse de acuerdo para consensuar las dos mociones que dieron origen a la moción de confianza, también deberían ser capaces de asumir la responsabilidad del gobierno. «Si el programa electoral que se iba a aplicar es el de otro partido, creo que es ese partido el que debe gobernar», manifestó. García Bayón se mostró dispuesto a gobernar en minoría el resto de la legislatura, para lo que se mostró abierto a negociar propuestas, y en este sentido se refirió a la próxima presentación de los presupuestos como un indicador de si es posible o no gobernar el municipio en la situación actual.

Villaquilambre afronta la legislatura con un alcalde en funciones y en minoría
Comentarios