jueves 1/10/20
Día 19

Volver, volver, volver

jesius
JESÚS F. SALVADORES

Ahora que lo pienso, que a lo mejor no me gustaban las rancheras pero a partir de ahora, pues a lo mejor sí. Total, ya que todo va a cambiar, cambiemos. Ah, que era para mejor. A veces se me pasa. Hay que recordarlo. Que no se nos olvide. Para que todo sea mejor.

Las tascas no. Las tascas que las dejen como hasta ahora. No sé, como una especie de testigo de otros tiempos, ya sabéis, el mundo que perdimos y eso. Que sean lugares prohibidos, desafiando a todos los virus que nos van a venir a visitar a partir de ahora. Es que ya me lo imagino. La rebelión. Entrar y quitarte la mascarilla, venga, qué coño, todos abrazándonos sin guantes ni nada, una clave secreta, que sea por favor Covid-19elmuycabrito, bueno, ya sabéis, hay que cambiar cabrito por otra especie pero es que lo he puesto encriptado y eso.

Yo ayer, de normal, quiero decir, de si no hubiera pasado todo esto que nos ha pasado, habría pasado la noche en una tasca. Quién sabe qué, quién sabe dónde. El Mercado, el Benito, el Tintero, el Besugo, el Cristo de afuera, Julio, Antonio y diez sombras más, un apostolado a nuestra manera. Por eso lo de la ranchera, creo yo.

Por eso y porque no sé si os habéis dado cuenta de que han empezado las vacaciones de Semana Santa. Los niños en casa. Ah, que ya estaban en casa. Bueno, pero ahora sin deberes. Veis, si está hecha la penitencia por anticipado. Niños en casa y con deberes es la octava plaga. Que hasta empiezas a entender un poco, solo un poco, a Herodes. Que es que a veces te quedas afónica y no es por el Virus. Espero. Total, que te encuentras canturreando y volver, volver, volver, al colegio otra vez, también sin querer.

En fin, a lo que íbamos, que si tú no vas al bar, pues que venga el bar a ti. Como eso de Mahoma. Y no lo digo porque os hayáis acabado todas las botellas de vino del bueno que había en el súper y en los gourmets, que ya dicen que Covid nos ha modificado los hábitos de consumo, que han hecho un estudio muy profundo, que digo yo que tampoco era necesario, con bajar a la tienda ya te dabas cuenta, que primero todo y el papel higiénico, luego las harinas, las levaduras y las coca-colas, después las pipas y ahora el vino y demás. Pues espera a que descubráis la campaña que ha puesto en macha José Pajares Iglesias. Comprar lo que sea a un autónomo, propone. Aunque no te guste. Es su yonolosdejocaer. Yo tampoco. Voy a elegir un queso. Que no me gusta.

Bueno, a lo del bar. Que hay una campaña solidaria. Adopta un bar, es. Hasta me ha emocionado, qué queréis. Pues sí, porque son, han sido y serán, espero, nuestra segunda casa. Y, a veces, hasta la primera.

Yo pienso volver. A los bares, a las tascas, a abrazaros. Quedáis avisados. Hala, hasta mañana. Y no lloréis por la Semana Santa. Va a llover. Dejad las lágrimas para los que se han ido. Cuidaos mucho.

Volver, volver, volver