viernes 05.06.2020

Vox saca a la calle más de 500 coches para protestar por la labor del Gobierno

Pablo Juan Calvo, diputado por León, defiende un Ejecutivo «de concentración con técnicos de sanidad y economía, sin políticos»

530 vehículos, 62 motocicletas y siete bicis respondieron ayer a la llamada de Vox en León, que concentró más de 250 automóviles ya solo en la salida desde el párking del estadio Reino de León y encontró respuesta notable a medida que fue avanzando la comitiva, en una iniciativa que se desarrolló sin incidentes y que se había convocado para protestar por las políticas del Gobierno en la gestión de la crisis provocada por el Covid 19.

La caravana partió a las 12.00 de la mañana escoltada por efectivos de la Policía Nacional y con lal gestión del tráfico a cargo de la Policía Nacional. La mayoría de los participantes hizo uso de las mascarillas, para minimizar los efectos del nulo cumplimiento de la recomendación de mantener la distancia de seguridad de dos metros entre personas. También desde la organización se había recomendado que no se usaran megáfonos para evitar riesgos de contagio. Pese a ello, se dejaron ver dos ejemplares desde los que se corearon consignas de protesta: «¡Este Gobierno es terrorista, este Gobierno es comunista!», o ¡»Gobierno dimisión!», además de numerosos vítores al país y a la corona.

Tras abandonar las inmediaciones del estadio, la comitiva se dirigió hacia la plaza de toros para enfilar La Corredera, Santo Domingo, Gran Vía de San Marcos y la explanada de la Junta. Pese a que se había vaciado el párking para la ocasión, la superficie se quedó pequeña y hubo muchos casos en los que participantes en la convocatoria no pudieron estar presentes en el momento de la despedida por falta de espacio. Para el momento en que la cabeza de la marcha llegaba a Reyes Leoneses, todavía estaban saliendo algunos de los últimos vehículos.

Medidas de seguridad
Los participantes usaron mascarillas de forma mayoritaria, pero no respetaron las distancias

«La incompetencia, la necedad y la falta de escrúpulos de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias con los españoles nos han llevado a un gran problema, que podemos establecer en tres puntos fundamentales. A nivel sanitario hemos llegado a los casi 38.000 muertos según las cifras oficiales, que mucho nos tememos que sean bastantes más», aseguró Pablo Juan Calvo Liste, diputado por León de Vox en el Congreso, flanqueado por Carlos Pollán, candidato al Senado en las pasadas elecciones, que se dirigieron a los medios de comunicación ante la fachada del edificio de la Delegación Territorial de la Junta en León.

«Hemos visto que tenemos la mayor tasa de sanitarios contagiados. El Gobierno ha tratado de ocultar a los españoles las necesidades de control y de protección individual. No hemos tenido medios para que nuestros sanitarios y mayores pudieran protegerse. Además hemos visto cómo a nivel económico hay más de 700.000 Ertes sin cobrar y han dejado a la población sin medios para subsistir en tres meses. Por eso hemos pedido al Gobierno que forme un gobierno de concentración nacional, que pague las nóminas de marzo, abril y mayo y que dimita», señaló Calvo.

Estado de excepción encubierto

«Estamos ante un gobierno totalitario, que ha monitorizado las redes sociales y ha pretendido que los españoles estemos confinados en un estado de excepción encubierto y que quiere saber quiénes son las personas que de forma espontánea salen a las nueve de la noche a protestar con las caceroladas por lo que ha ocurrido, dijo. «Los medios de comunicación afines han sido regados con quince millones de euros en marzo y ha entregado ingentes cantidades a chiringuitos con una gran carga ideológica, mientras millones de españoles tienen que pagar los gastos que se les veía encima. El pueblo de León está en contra de la gestión de este Gobierno», sentenció el diputado.

Más protestas
Por la tarde volvieron a repetirse la cacerolada y la marcha por Ordoño de la que se desmarca Vox

Vox propone solventar el problema «con la dimisión del Gobierno por su gestión totalitaria. Hay que colocar en el Gobierno a técnicos sanitarios y económicos, no políticos. Son los que nos pueden sacar de esta situación. Hemos pedido también que paguen las nóminas de quienes no han cobrado estos tres meses y que se vayan. Las caceroladas tienen un efecto dominó por la incapacidad de poder manifestarse de otra forma», aseguró el líder leonés. «No esperábamos que la gente saliera como lo ha hecho. Creemos que la gente ha respondido a la señal de protesta, que no manifestación, ha habido coches en los que venían familias para pedir al Gobierno que emprenda las acciones que no ha sido capaz. León ha respondido como lo ha hecho el resto de las capitales de provincia. Madrid está colapsado».

Preguntado sobre las tesis que defienden que no es momento de llevar a cabo este tipo de propuestas, rechazó el argumento: «Creo que para el Gobierno nunca es el momento. Sólo es el momento de quedarse en casa, estar silenciados y no hacer nada para mantener las trapas de los negocios bajadas. El momento es siempre que hay una necesidad y una emergencia, como es el caso».

Por la tarde volvió a repetirse la marcha de protesta habitual cada día en Ordoño II y la cacerolada, de la que se desmarca el partido.

Vox saca a la calle más de 500 coches para protestar por la labor del Gobierno