martes 11/8/20

Casa Lucinio, un templo del cocido maragato

Toño y Lucinio frente a las puertas del mesón posando con un ejemplar del Diario de León que no ha faltado nunca en casi 40 años. A. R.
Toño y Lucinio frente a las puertas del mesón posando con un ejemplar del Diario de León que no ha faltado nunca en casi 40 años. A. R.
En una casa de arrieros maragatos que data de 1822, situada en la localidad de Santiago Millas, se ubica este mesón en el que se ‘mima’ la comida como en pocos. Motivo por el cual, Casa Lucinio, en un encuadre prácticamente inigualable en plena Maragatería, es uno de esos sitios que cuenta en su menú con una gran retahíla de platos y tapas que hacen las delicias de todos los paladares, pero donde el verdadero rey es su cocido maragato y del que Toño no duda en asegurar que «es el mejor de toda la comarca por la gran calidad de los productos que utilizamos para cocinarlo bien desde las 5 de la mañana». En definitiva, un mesón en el que probar el cocido maragato de verdad cualquier día del año «porque es un plato que no entiende de épocas», apunta Toño. Casa Lucinio cuenta además con una gran terraza interior y un bar acogedor donde desde su apertura en 1981 no ha faltado nunca en su barra el Diario de León. «Toda la vida hemos tenido en nuestro bar el Diario de León porque es el mejor periódico en la provincia para informarse de todo lo que pasa», confiesan tanto Toño como Lucinio. 

Casa Lucinio, un templo del cocido maragato