martes 29/9/20

El Morán, la esencia de los años 20 en la Pícara Justina

Bernardo Martínez con el Diario de León en la terraza del Morán, en plaza de la Pícara Justina, un local que  abrió en 1927 y que él reformó en 2015 respetando el sabor original del segundo bar más antiguo de la ciudad. JESÚS F. S.
Bernardo Martínez con el Diario de León en la terraza del Morán, en plaza de la Pícara Justina, un local que abrió en 1927 y que él reformó en 2015 respetando el sabor original del segundo bar más antiguo de la ciudad. JESÚS F. S.

El dueño no se apellida Morán, sino Martínez. Es un experto en reflotar bares míticos de León.

Ha salvado locales tan emblemáticos como el Mesón del Burgo o la Viña H. Responsable de bebidas y alimentos en la cadena Meliá en Sudamérica durante años, Bernardo regresó a su ciudad con sueños de independencia. León Levanta Montó primero dos bares y en 2015 conseguía devolver el sabor original al Morán, en la esquina de la Pícara Justina. Lo reformó, respetando la esencia de este establecimiento de 1927, y mantuvo sus famosos bocadillos. Buen café, cañas bien tiradas y su imprescindible tortilla (de las jugosas) son las señas de identidad de este bar, el segundo más antiguo de León. Las columnas, con restos de la primigenia pintura de color aguamarina, y la barra de mármol, con la marca del vaso de un cliente habitual, son las huellas que el paso del tiempo ha dejado en un local que no renuncia a su memoria. Bernardo no pierde la sonrisa, aunque asegura que ahora empieza de cero y que tardará tres años en recuperarse de las secuelas económicas del coronavirus.

El Morán, la esencia de los años 20 en la Pícara Justina