miércoles 5/8/20

Café de María, en La Virgen, un alto en el Camino

Camino Urdiales, con su ejemplar del Diario de León, junto a su marido, Tomás Franco, en la barra del Café de María. DL
Camino Urdiales, con su ejemplar del Diario de León, junto a su marido, Tomás Franco, en la barra del Café de María. DL
No se me ocurre un lugar mejor para disfrutar del primer café de la mañana, periódico en mano, del vinito del medio día, o de la merecida caña de por la tarde que en la terraza del Café de María. Situada a los pies de la basílica de la Virgen del Camino (avenida de Don Pablo Díez, 15), su terraza  se convierte en un lugar privilegiado para pasar un rato agradable, lejos del bullicio de la ciudad y disfrutando de las tapas, raciones y platos que con cariño prepara Camino Urdiales, la propietaria de este coqueto lugar, que regenta junto a su marido Tomás Franco, que tiene tras de sí una de las trayectorias hosteleras más sólidas de la Virgen del Camino. Juntos forman el tandem perfecto, y es que llevan más de media vida detrás de la barra, sirviendo con profesionalidad pero también con cariño, lo que se refleja en cada de una de tapas, de las raciones, de las comidas y de las cenas que sirve Camino, porque ella imprime dulzura en todo lo que hace, y eso se nota. Estar en el Café de María es como estar en familia, por el trato, porque se está a gusto y porque todo lo que se hace en esta casa está rico, y si no vengan a comprobarlo.

Café de María, en La Virgen, un alto en el Camino
Comentarios