viernes. 03.02.2023

La reestructuración del reparto que ha planeado Correos para la zona del Puente de Domingo Flórez es, a decir de la parte social, el ejemplo palmario de la sobrecarga de trabajo a la que se verán sometidos los carteros rurales.

En la actualidad esta zona estaba cubierta por tres trabajadores, y a partir de la próxima semana sólo quedarán dos, tras procederse a fusionar las tres rutas. «Ahora, un cartero, además de atender una hora la oficina de Puente de Domingo Flórez —entre las 8.30 y las 9.30 horas—, deberá de encargarse de la entrega y la recogida de correo en las localidades de San Pedro de Trones, Robledo de Sobrecastro, Sotillo de Cabrera, Benuza, Sigüeya, Lomba, Silván, Llamas de Cabrera, Santalavilla, Yebra y Pombriego», describe el responsable de CC OO para Correos en León, a la vez que vaticina que «es imposible que los carteros ofrezcan un servicio diario con estos recorridos».

Ciento tres kilómetros de recorrido diario por carreteras de montaña y con localidades de difícil acceso —sobre todo en invierno— para prestar un servicio que, según la Directiva Postal Europea «tiene que prestarse al menos cinco días a la semana». Ciento tres kilómetros para llevar y recoger el correo a una población estimada de 1.010 personas, que sin este servicio se quedaría, en muchos casos, sin recibir documentación o comunicaciones a las que tienen derecho.

103 kilómetros de reparto entre montañas