martes 07.04.2020
PATRIMONIO

Los 14 propietarios de la Herrería estudian hacerse cargo de la gestión

Los dueños se reúnen para valorar si acondicionan un centro de visitas en la panera.
Los 14 propietarios de la Herrería estudian hacerse cargo de la gestión

Los 14 propietarios de la Herrería de Compludo, declarada Monumento Histórico-Artístico en 1968, parecen dispuestos a involucrarse en la gestión privada de las visitas sin necesidad de que el Ayuntamiento de Ponferrada saque a licitación el servicio. Los nueve miembros de la familia Rojo y los herederos de las familias Balboa y Morán, que comparten la propiedad del inmueble ya han mantenido contactos para estudiar la posibilidad de diseñar un proyecto de gestión que incluya el acondicionamiento del edificio anexo a la fragua, usado tradicionalmente como panera, como centro de recepción de visitantes. La antigua panera contaría así con un aseo y una estancia caldeada, en vista de que la Junta de Castilla y León —que acaba de financiar la restauración del tejado y el mazo con 50.000 euros— no tiene intención de instalar el baño que le pide el Ayuntamiento para sacar a concurso la gestión de las visitas.

La idea todavía está en fase inicial y los propietarios tienen que analizar los costes y la posibilidad de recibir ayudas públicas porque el acondicionamiento de la panera podría rondar los 30.000 euros, según fuentes próximas a los dueños de la Herrería. La entrada a la Herrería podría costar entre dos y tres euros, en busca de obtener los ingresos suficientes para que el servicio de visitas sea autosuficiente. Ha sido uno de los 14 propietarios, con una empresa del sector, el que ha propuesto llevar a cabo la reforma de la panera para asumir la gestión del monumento de forma privada. Se cumplirían así con las condiciones higiénico-laborales que demanda el Ayuntamiento para licitar el servicio con un vigilante-guía que se encargue no sólo de abrir el edificio —como sucede ahora con el trabajador que tiene contratado la Junta de Castilla y León— si no de mostrar el funcionamiento de la fragua, uno de los últimos ejemplos de tecnología medieval que ha sobrevivido a nuestros días, aunque el edificio actual date de mediados del siglo XIX.

En próximas reuniones, los propietarios dispondrán de un presupuesto, aunque una parte de los dueños se muestra reacio si tiene que desembolsar dinero. De ahí que los propietarios no descartan solicitar algún tipo de ayuda a las instituciones para asumir la responsabilidad de mantener en funcionamiento el mecanismo hidráulico.

Los 14 propietarios de la Herrería estudian hacerse cargo de la gestión