miércoles 2/12/20
Iñaki Antón ‘Uoho’ Guitarrista y productor de extremoduro

«A nuestros gobiernos les interesa un pueblo inculto y fácil de manejar»

Auditorios llenos y buenas letras en la era de las descargas ilegales. Extremoduro, la banda que lidera Robe Iniesta, actúa esta noche en Ponferrada dispuesta a ofrecer —como dice su guitarrista Iñaki Antón ‘Uoho’— «música y poesía para gente a la que le gusta pensar»

No se engañen. La gira que esta noche trae a Extremoduro (Robe Iniesta, Iñaki Antón Uoho, Miguel Colino y José Ignacio Cantera) al Auditorio Municipal de Ponferrada se titula como su último álbum Para todos los públicos, pero la portada del disco, una explosión nuclear, ya advierte de que hay algo en la realidad que no encaja. Hace dos años ya se echaron a la carretera para promocionar su Material defectuoso bajo un lema que ponía en guardia a los recepcionistas de los hoteles y a los guardianes de los roperos.

—¿Un grupo de rock de la trayectoria de Extremoduro puede ser para todos los públicos, como tituláis vuestro último disco?

—Hay muchas cosas en este mundo, y en esta sociedad, que son para todos los públicos, o que pueden serlo. Por ahí puede ir un poquito el título del disco. Extremoduro, en cambio, no creo que sea un grupo para todos los públicos, y más si entendemos esa expresión como un intento de hacer música generalista, que pueda gustar lo mismo a un niño que a su abuela. Trabajamos para hacer buena música, dentro de nuestras posibilidades, y creo que hacemos música y poesía para gente a la que le gusta pensar, gente con ciertas inquietudes. Ahí está para el que la quiera.

—¿El rock tiene buena salud o es un moribundo?

—El rock como estilo musical y como forma de expresión, está muy vivo, y creo que lo estará, mutando en variantes y alimentándose de otros estilos, por muchísimo tiempo. Lo que está moribundo es la forma de la industria musical, tal y como la conocíamos, y eso repercute en la escasez de nuevas bandas y nuevas propuestas, no sólo de rock, sino de música en general. Por algún sitio saldrá el toro; la música no se va a acabar, ni nos vamos a alimentar de aquí en adelante de revivals, o como se diga eso en inglés.

—¿Tenéis pensado algo para el público de Ponferrada?

—Procuramos que cada concierto sea especial, y por eso en todos cambiamos cositas, canciones del repertorio, etc., y vamos añadiendo lo que se nos ocurre. En cada ciudad dejamos todo lo que llevamos dentro, y eso es lo que haremos en Ponferrada igual que lo haremos en cada sitio. Esperamos dejar un buen recuerdo en la provincia de León y, desde, luego, no iremos como funcionarios a “hacer uno más”. Eso te lo aseguro.

—¿Qué os queda por hacer? ¿La banda sonora de una película?

—Nos quedan muchas cosas por hacer, y cuando no nos queden nos las inventaremos. La banda sonora de una película… Sí. Nos lo hemos planteado muchas veces y estamos por la labor de llevarlo a cabo.

—Tenéis programados más de 40 conciertos en esta gira. ¿No os cansa la carretera?

—La carretera cansa, pero el momento del concierto compensa, como decía aquella canción de los Platero, “Magia”. Salimos de gira con energía acumulada y mucha hambre. Para eso hacemos pocas giras, y dejamos tiempo de barbecho. Un poco es por no aburrir, pero sobre todo, para que cada vez que salgamos de gira, salgamos con las mismas ganas que hace 20 años. Y lo conseguimos.

—¿Cuántas perchas de hotel habéis robado?

—De eso hace ya un par de años, y robamos ocho o nueve. Ahora ya nos dedicamos a otros negocios. Estamos introduciéndonos en el mundo de las toallas y los kits de champú.

—En vuestra web mencionáis una serie de discos ‘no oficiales’ del grupo que calificáis como ‘una puta mierda’. ¿Podéis hacer algo contra ese lado oscuro de la industria discográfica?

—Informar es lo mejor y casi lo único que podemos hacer. Hubo un tiempo en que esas discográficas pretendían confundir y engañar para vender lo que fuera. Actualmente, creo que el personal ya tiene claro lo que es nuestro de verdad y lo que no.

—Vuestro último álbum se filtró a Internet antes de tiempo. ¿Hasta qué punto las descargas ilegales os han perjudicado? ¿La piratería se ha cargado la música?

—Si observamos, vemos que la piratería se está cargando la nueva música. Es paradójico que ahora, cuando los nuevos grupos tienen a su disposición todo Internet para exponer su música, sea cuando menos grupos nuevos salen, y sean estos, precisamente, los años en los que se reúnen grupos muertos, antiguos, y se ponen de moda los grupos de versiones. Da qué pensar… a quien quiera pensar.

—Los conciertos en directo parecían una solución. Pero la subida del IVA también lo ha puesto difícil…

—Los gobiernos en este país siempre ayudando a la cultura. Parece no interesarles, o incluso parece que les interesa un pueblo inculto, fácil de manejar, de Cristiano Ronaldo y Belén Esteban.

—¿Os atrevéis a opinar de la situación política? Las causas y los causantes de la crisis, los recortes, los desahucios, el fin del bipartidismo, Podemos…

—Yo, ni entiendo, ni soy quien. Soy un músico, y no me atrevo con esa orquesta.

«A nuestros gobiernos les interesa un pueblo inculto y fácil de manejar»