viernes 21/1/22

Un hombre que regentaba un bar en las inmediaciones de Ponferrada y quien fuera su pareja y trabajadora del mismo establecimiento han sido condenados a cinco años de cárcel y 20.000 euros de multa y tres años y cinco meses y a una multa de 12.000 euros, respectivamente, por la Audiencia Provincial de León, el primero como autor de un delito de tráfico de drogas y ella como colaboradora necesaria después de aceptar los hechos y dar su conformidad al fallo, que ya es firme.

La Policía Nacional había seguido la pista al condenado desde que había salido de prisión por los delitos también de tráfico de estupefacientes en 2019, tras comprobar que contactaba con clientes en una finca que tenía alquilada en Carracedelo o en el bar. Todas las semanas, según explica el tribunal en la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, viajaba a la zona del Polígono Industrial de Catabois, en el Ferrol, punto caliente de distribución de sustancias estupefacientes en Galicia, para adquirir cocaína y heroína que distribuía posteriormente entre consumidores en la comarca del Bierzo.

Sin embargo, después de ser interceptado por la Policía en agosto de 2020, fue la mujer quien tomó el relevo de ir a buscar la droga, tanto a Galicia como a León. Fue tras un viaje a la capital leonesa, en octubre de ese mismo año, cuando agentes de la Comisaría de Ponferrada detuvieron a la mujer. Según los hechos probados, se le intervino oculto en el sujetador un envoltorio en el interior de un preservativo que contenía, a su vez, dos envoltorios de plástico, con 39,72 gramos de heroína y otros 40,38 de cocaína.

La mujer confesó a los agentes que tenía que dejarla en el establecimiento, por lo que la Policía montó otro dispositivo para detener al otro condenado, al que se le intervieron otros 12 gramos entre cocaína y heroína, de la que trató de deshacerse tras forcejear con los agentes.

Posteriormente, tras la autorización del Juzgado de Instrucción número 6 de Ponferrada, en los registros tanto de sus pisos como de la finca de Carracedelo se les incautó más droga que en el mercado hubiera podido alcanzar los 30.000 euros en total vendida en dosis.

Acepta cinco años por tráfico de drogas y su expareja tres