jueves 22/10/20
Un mazazo para los suyos

El ADN confirma la muerte de Yago de la Puente tras un año de búsqueda

La familia, que organizó una concentración en Ponferrada, agradece todo el apoyo recibido
Cartel que se distribuyó en la estación de autobuses de Ponferrada en busca de pistas. L. DE LA MATA

«Nos acaban de comunicar que los restos encontrados pertenecen a Yago». Con este mensaje, la familia de Yago de la Puente informó ayer a primera hora de la mañana de que los restos óseos encontrados el pasado miércoles en un paraje cercano a la estación de Cerdido, en la provincia de La Coruña, eran de este joven con raíces familiares en Ponferrada. Un mazazo para los suyos y para sus amigos, aunque con el alivio de saber por fin qué había sido de Yago, al que se le perdió la pista del 14 de julio del año pasado en Ortigueira, donde había acudido a un festival.

«Queríamos que la noticia se supiera por nosotros antes que por cualquier otro medio. Os trasladamos toda nuestra fuerza y ánimo para superar estos momentos», decía también el mensaje hecho público ayer. «Yago, por fin, ya está descansando».

Los restos óseos fueron encontrados en la tarde del pasado miércoles en el lugar de Casanova, situado en la parroquia de A Barqueira, en Cerdido, y han sido analizados mediante pruebas de ADN en pocos días para agilizar en la medida de lo posible la angustia de la familia.

Caso berciano
Casi 300 personas se manifestaron hace un año en Lazúrtegui para pedir medios en su búsqueda

Fueron localizados a escasos metros del lugar donde se había visto por última vez a Yago de la Puente, quien tras acudir al Festival Internacional del Mundo Celta de Ortigueira, se bajó del tren que lo llevaba a Ferrol y preguntó a los vecinos cómo se llegaba a La Coruña.

Después de que un equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil analizase la zona y el hallazgo, el jueves a la una de la tarde el Juzgado Primera Instancia e Instrucción de Ortigueira autorizó el levantamiento de los restos, que fueron trasladados al Hospital Naval de Ferrol. SOSdesaparecidos, que agrupa a familiares de personas desaparecidas en toda España, también confirmó ayer la muerte del joven y en su página web ya se informa de su trágico final. «Al menos, la familia descansará», señaló un portavoz, que trasladó el pésame a sus allegados.

Serán ahora los forenses y la Guardia Civil quienes traten de conocer la causa de la muerte del joven. Según La Voz de Galicia, los restos óseos no presentaban fracturas ni señales de una muerte violenta, pero tampoco había ningún vestigio de la ropa o del calzado del fallecido, un hecho que parece ser normal en sucesos de este tipo, ya que, al parecer, es lo primero que se llevan las alimañas, por lo que hubo que esperar a los resultados de las pruebas de ADN para determinar que esos restos óseos correspondían a Yago de la Puente. El resultado de dichas pruebas de confirmación de una identidad suele tardar unos días, pero en este caso se agilizaron al máximo.

El padre del joven, José Manuel de la Puente González, de origen berciano, nunca cejó en el empeño de encontrar a su hijo. Cuando el estado de alarma del covid permitió salir a pasear, se dedicó a recorrer los lugares en los que, supuestamente, estuvo Yago.

En Ponferrada, hace ahora casi un año, tuvo lugar una concentración en la plaza de Lazúrtegui a la que acudieron cerca de 300 personas para reclamar más medios en la investigación. Entonces, todos los focos a nivel nacional se centraban en Blanca Fernández Ochoa, que también fue localizada sin vida. Fue una tía suya, María del Carmen de la Puente, quien realizó la convocatoria y leyó un comunicado en el que reclamó la misma atención para su sobrino que para la esquiadora.

El ADN confirma la muerte de Yago de la Puente tras un año de búsqueda
Comentarios