martes. 29.11.2022

El economista Eugenio Larruga menciona en sus ‘Memorias Políticas y Económicas sobre los Frutos, Comercio, Fábricas y Minas de España’ (1797, el derrumbe de uno de los treinta grandes picachos de Las Médulas debido al terremoto que sufrió la Península Ibérica en 1755, conocido como el Gran Terremoto de Lisboa porque fue la capital portuguesa la más afectada (el epicentro estaba a 300 kilómetros en el Atlántico y murieron entre 60.000 y 100.000 personas). Larruba menciona al viajero inglés Hamilton y, según transcribe del castellano de la época Roberto Matías en uno de los estudios que avaló la candidatura de Las Médulas ante la Uneco, dice esto (grafía original):

«Consérvanse los vestigios de estas una legua al oriente de la ribera del Sil, y en el camino que desde el valle de Valdeorres pasa a Ponferrada por el Puente de Domingo Flórez; y aunque no estuve en aquel país para reconocerlas con la prolixa inspección que se requiere, procuraré dar á V.S. una idéa del terreno y disposición en que se hallan, según las noticias que me ha comunicado hace algunos años un viagero Inglés llamado Hamilton, muy conocido por sus aventuras, quien siguiendo su natural inclinación á la Mineralogía recorrió todo aquel contorno, y dice, que en él se hallan unos montes de figura piramidal de prodigiosa altura, tres veces más altos que el más alto campanario de Europa, que en todos llegan hasta veinte y nueve; pues aunque se contaban treinta, el uno se arruinó en el gran terremoto del año de 55».

La aguja derrumbada en el terremoto de Lisboa de 1755
Comentarios