viernes. 30.09.2022
EL DÍA EN QUE A alguien le dé por montar un «Kebab» en el Bierzo, de seguro se forrará. Estoy convencido. Incluso podría decir que muchas veces he pensado en que éste sería un negocio redondo. Ahora que la idea está lanzada, sólo queda ponerla en funcionamiento. Y es que el Döner Kebab es comida que suele enganchar a quien la prueba. Es como si fuera una comida que creara adicción. «Cuando me siento con el ánimo por los suelos como un kebab y eso me eleva el ánimo», me decía un tipo en Francia, que por lo demás se confesaba vegetariano. Qué curioso. Luego uno va descubriendo que a los lugares a los que va hay kebabs por todas partes. Y que es comida turca y/o griega. «Sandwich Grec» o «Gyros Pita», le dicen en Francia. Y kebab o kebap le dicen en sitios como Estambul, Hamburgo, Amsterdam o Madrid. Por citar algunas ciudades en las que este manjar se está imponiendo como el rey de la gastronomía rápida y sabrosa. Un kebab a tiempo puede alegrarte el día. En su origen está hecho con carne de cordero, pero en la actualidad, y sobre todo en España, se hace con carne de res o de pollo. A uno, en cualquier caso, le gustan todas las variedades, siempre que estén bien hechas y servidas. Hace algunos meses me encontraba con un español en París. Concretamente en la Gare de Austerlitz, que es la estación de donde salen los trenes con dirección a Irún. Resultó ser un español de León, que se atrevió a montar un "kebab" en nuestra capital provincial. El restaurante, especializado en esta exótica comida, está situado en los aledaños de la Plaza San Martín, cerca de la conocida Plaza del Caño. No recuerdo ahora la calle. El restaurante se llama Flam's. Y sirve unos kebabs realmente exquisitos. Tuve la fortuna de probar uno hace algunas semanas y me supo a gloria bendita. El día que me dio por ir al Flam's no estaba Enrique, que es la persona con quien me encontré en París. Pero me atendió su hermana, muy amable. Espero que la próxima vez que vaya al Flam's esté Enrique. La verdad es que me alegraría verlo. Y sobre todo felicitarlo por haber logrado que los leoneses prueben y aun reprueben esta comida. Un buen kebab, además de tomarlo en tortilla de trigo, también se me antoja exquisito en pan o "baguette", como lo sirven en algunos sitios del Barrio Latino de París. Ahora sólo queda que algún berciano decida poner en marcha un restaurante que sirva este tipo de alimento. Ponferrada sería un buen sitio.

Al rico Kebab